Header Ads

Series | Chernobyl, recuperar la memoria con una obra maestra

Alejandra Glez. Noda | S.C. de Tenerife



Título: Chernobyl
Año: 2019
Duración: 60 minutos aprox.
Nº de Episodios: 5
Temporadas: Miniserie
País: EE.UU.
Creador: Craig Mazin
Reparto: Jared Harris, Stellan Skarsgard, Emily Watson, Joshua Leese, Ross Armstrong, Philip Barrantini, Jessie Buckley, James Cosmo, Karl Davies, David Dencik, Caoilfhionn Dunne, Robert Emms, Fares Fares, Alex Ferns, Peter Guinness, Ralph Ineson, Mark Lewis Jones, Gerard Kearns, Barry Keoghan, James Kermack, Hilton McRae, Diarmaid Murtagh, Adam Nagaitis, Kieran O'Brien, Con O'Neill, Ian Pirie, William Postlethwaite, Adrian Rawlins, Paul Ritter, Lucy Russell, Michael Shaeffer, Jay Simpson, Jamie Sives, Michael Socha, Lucy Speed, Laurence Spellman, Sam Strike, Sam Troughton, Joe Tucker, Sakalas Uzdavinys, Laura Elphinstone.

SINOPSIS

El 26 de abril de 1986, la Central Nuclear de Chernóbil, en Ucrania (por entonces perteneciente a la Unión Soviética), sufrió una explosión masiva que liberó material radioactivo en Ucrania, Bielorrusia, Rusia, así como en zonas de Escandinavia y Europa Central. La serie relata, desde múltiples puntos de vista, lo que aconteció en torno a una de las mayores tragedias en la historia reciente, así como los sacrificios realizados para salvar al continente de un desastre sin precedentes.

OPINIÓN
 
Todos sabemos que en Chernóbil se produjo una de las catástrofes provocadas por el hombre más graves de la historia. Conocemos los principales datos, pero muchas de las circunstancias han quedado atenuadas por el paso del tiempo. Para impedir el olvido HBO y Sky han producido Chernobyl, una serie impecable.

Lo habitual en una serie de estas características es centrarse en las consecuencias de lo sucedido y en cómo afecta a la población. En esta ocasión se consigue poner el foco en las decisiones que provocaron la catástrofe y también en aquellas que evitaron que todavía fuese peor. Los despachos entran como un escenario potente y significativo. Sin dejar de lado los efectos de la radiación y, sobre todo, la parte científica.

Si un objeto aperece en imagen es porque nos va a mostrar algo. Toda la parte de fotografía está cuidada al detalle. A través de los colores nos introducen en la atmósfera de la tragedia. Hasta los personajes guardan un gran parecido físico con sus homólogos en la realidad. La única pega al hiperrealismo logrado es la elección del inglés como idioma en el que grabarla. Se agradece, sin embargo, que una vez tomada esta decisión no hayan forzado a los actores a impostar el acento ruso.

Mientras iba avanzando en los capítulos no podía evitar pensar en Svetlana Alexiévich y su Voces de Chernóbil, libro que tengo pendiente. Sabiendo que ella había tratado lo sucedido en profundidad imaginaba que tendría algo que decir al respecto. Una vez acabada descubrí que, de hecho, muchas de lo que se cuenta en la serie sale de su libro como la entrañable historia del bombero y su mujer. En una entrevista que concedió a ‘El País’ muestra su porque al no ser citada en los créditos a pesar del acuerdo que tiene con la serie para el uso de sus historias.

Cada episodio nos mantiene pegados a la pantalla del principio del final. Como si de un thriller se tratase necesitamos saber qué sucede (aunque ya lo supiésemos a priori). El efecto viene de la propia crudeza de la realidad. No esconde la dureza, pero tampoco se recrean en las escenas difíciles de ver.

Si veis Chernobyl sin saber quién es su creador probablemente os sorprenda si os cuento que es Craig Mazin, guionista de algunas “joyas” como la segunda y tercera parte de Resacón en las vegas. Con esta producción nos da una lección sobre nuestras posibilidades y lo negativo de juzgar a alguien por sus trabajos anteriores.

El falso documental saliendo casi de la nada ha logrado alzarse con la mejor valoración de una serie por parte de los espectadores. Ya se ha confirmado que no habrá una segunda parte sobre Chernóbil, aunque, por otra parte, desde Rusia ya nos han anunciado otra versión en la que se buscan presentar otra explicación a la explosión. Mientras esperamos a que se estrene podemos estar seguros de que lo sucedido en Chernóbil no caerá en el olvido.


PUNTUACIÓN


9.75/10
©