Header Ads

SOW | La decadencia de WWE

Jesús V. | Huelva
La decadencia de WWE es un hecho. La bajada de ratings (audiencias) ha ido llegando con el paso de los años, así que voy a dar mis motivos de la bajada y por qué seguirá, al menos hasta la parte final del año.

WWE es una empresa global de "deporte entretenimiento (LINK)" La primera razón, y más importante, es que el wrestling no es un producto tan popular como en los años novena. Eso es verdad y cualquier fan lo sabe muy bien. Es una razón de peso contra la que hay poco que hacer hoy día, o no. Vamos, ahora, con los motivos que sí son modificables. 

Todo aquel que ve el producto de la compañía, o al menos está al día de sus noticias, sabe que es malo. Cualquier espectador casual no duraría más de dos o tres semanas en aburrirse, hablando en términos generales. El pro wrestling es el arte de contarte una historia, además de la acción en el propio ring. Hoy día no nos podemos identificar con nadie y tenemos unas historias pésimas. Esto es culpa de la empresa ya que no hace ningún intento por enganchar al fan, cada vez más desilusionado. 

Imaginemos que las historias, algún día, sean buenas. Tenemos otro problema, y son los wrestlers. Son genéricos, quizás demasiado. No te identificas con ninguno y no sabes por qué tienes que animarlo o abuchearlo. De hecho, los grandes personajes de los últimos años han salido en contra de la WWE, véase Becky Lynch, Daniel Bryan, CM Punk o Kofi Kingston, cuando la tuvieron que recular visto la brutal reacción del fan. Una vez le dan lo que tu buscas, poco a poco lo va matando hasta que te acabas aburriendo. Ellos aún piensan que saben muy bien lo que quieres mejor tu mismo. Ahí está el gran error. 
No puedes obligar a nadie a querer u odiar sólo porque tu creas que es lo mejor. Puedes intentar hacerlo, pero puede pasar lo que está pasando y ves como las audiencias bajan, los eventos en vivo cada vez tienen menos público y los propios luchadores piden su liberación de WWE debido al poco, o ningún rumbo, que tiene su personaje. 

La falta de competencia real es otro de los grandes motivos de la decadencia en general. Al no tener a nadie que le pise los talones, la empresa se relaja y piensa que, con miserias, puede retener al fan medio. Por suerte, el fan no es tonto y tiene un límite. Los shows en vivo ya no son rentables, los PPVs no se llenan y mucho menos los shows semanales de RAW y SmackDown Live. Lo único que mantiene en positivo a la compañía son los acuerdos televisivos, algo que perderá si todo sigue bajando, y los acuerdos internacionales como los de Arabia Saudí, criticados por gran parte de personas de Estados Unidos. Además de eso, WWE Network, su plataforma de streaming, sigue arrojando buenos datos salvo por una base algo precaria viendo otras del mismo estilo. 

Además, unido a todo esto, tenemos a los fans, los cuales hablamos abiertamente en redes sociales y expresamos el descontento por el producto que ofrecen. Hace poco, intentaron hacer el amago de un fresh start donde todo cambiaría para que recibiéramos "lo que queremos y merecemos" Nada más lejos de la realidad. A partir de ahí todo ha sido un caos y un intento de historias que han quedado en un limbo inútil. 

En definitiva, el gran y único problema es la falta de interés por mejorar nada sin siquiera intentarlo. El talento lo tienen, los fans los tienen ya que, de no ser así, ya no existiría WWE viendo la deriva que llevan desde hace años y faltaría unas buenas historias para enganchar al fan. Esperamos también un cambio de aires al mando de la compañía para que todo mejore y es algo que hemos visto que funciona si nos paramos a disfrutar de WWE NXT. Mala vida le queda a WWE hasta octubre que pase SD Live a Fox, que es donde veremos un renacer o intento de ello y Vince McMahon tenga que marcharse a XFL. 
©