Header Ads

Cine | Black Mirror: Bandersnatch

Nora Palao Vidal | Yecla, Región de Murcia


Título: Bandersnatch
Director: David Slade
Año: 2018
País: EEUU
Duración: 1h 30 min
Presupuesto:
Reparto: Fionn Whitehead, Craig Parkinson, Alice Lowe, Will Poulter, Asim Chaudhry, Tallulah Haddon.

SINOPSIS

En esta película ambientada en los años 80 y a veces moralmente comprometedora, solo tú tendrás el control sobre lo que ocurre. Tus decisiones tendrán una consecuencia directa sobre el desarrollo de la historia.

Hay decisiones que tomar, desafíos que superar, peligros que tener en cuenta y, como siempre en la vida (y en Black Mirror), consecuencias de tus actos y decisiones. Elegir el camino acertado podría llevar a un gran triunfo, pero equivocarse podría acabar en desastre. Pero ¿quién tiene el poder de decidir lo que es correcto o incorrecto? No debes temer ya que una vez termine la experiencia podrás, y deberás, volver atrás y escoger un nuevo camino, cambiar el desarrollo de tu historia y quizás conseguir cambiar el final.

OPINIÓN

El día 28 de diciembre nos regalaba Netflix esta historia de Black Mirror que no es nada una inocentada. Aunque es cierto que Bandersnatch juega con el espectador, esta historia mira a los años 80 de la mano de Stefan. Él un chico inteligente pero con una gran carga emocional en sus hombros, la cual le pesa desde el pasado. Nuestro protagonista está obsesionado con una novela de Jerome F. Davis a lo "elige tu propia historia" y quiere hacer un videojuego parecido. Ahí es donde entramos nosotros, las personas con el mando. Estas elecciones varían desde qué música escuchar en el trayecto del autobús a cómo deshacerte de un cadaver. Todo puede pasar y está en tus manos.

Para entender la esencia de Bandersnatch hay que saber que más que una película es una experiencia. Además, Black Mirror es una serie futurística que habla de los peligros y los misterios que encierran las "black mirror". ¿No sabéis a qué me refiero? Muy sencillo: mira la pantalla de tu móvil, ordenador, tablet, televisión sin encender. Es una pantalla negra como un espejo que refleja lo que somos dependiendo de lo que veamos en ella, o el uso que le demos. Para que todo esto funcione debes encenderlo y de esta forma te conviertes en parte de ello, digamos, como un jugador. Esa es la esencia que tiene Black Mirror y los peligros de estar siempre conectados y de las nuevas tecnologías.

Stefan sufre todo esto también. A lo largo de la historia vemos que sufre problemas de identidad, pues está buscando su lugar en el mundo. He aquí donde nos damos cuenta del gran papel que nosotros como observadores tenemos en la historia. El protagonista siente que no tiene las riendas de su vida y que sus acciones están siendo controladas. De esta forma, él es nuestro títere. Incluso llega un momento en el que Stefan nos habla directamente pidiendo que quién sea que esté llevando el curso de sus acciones por favor que ponga fin a esto. Aunque quieras ayudarle, realmente no puedes no decidir por él, por lo que te conviertes en cómplice de aquellas cosas que te ves obligado a hacer. Es realmente interesante. 

En mi opinión, Bandersnatch crea una pregunta: ¿existe el destino? Nos cuestionamos hasta dónde podemos controlar nuestra vida, la creencia de que si algo tiene que pasar, finalmente ocurrirá y no hay forma alguna de evitarlo. La vida no es perfecta y las cosas malas también son parte del camino. Es una forma de decir que sin tú saberlo, la vida, el destino, llámalo como quieras, te llevará al lugar que deberías estar. Por esa parte, Stefan no tiene culpa de las cosas que hace, pues no está en su mano decidir, sino que por alguna razón se ve forzado a ello, su naturaleza o su instinto le llevan ahí.

Una de las mejores escenas de la película es la conversación que tiene Stefan con su amigo informático, Colin (Will Poulter), donde vemos la verdadera esencia de la historia y del caprichoso tiempo, todo en una batalla de colores fascinante. Os dejo la cita:

"Lo que hacemos en una ruta afecta a lo que hacemos en las demás. El tiempo es una construcción. La gente cree que no puede volver a cambiar las cosas, pero sí puedes. Esos son los flashbacks. Son invitaciones para volver atrás y tomar una decisión diferente. Cuando tomas una decisión crees que eres tú el que la toma, pero no es así. Es el espíritu que está conectado con nuestro mundo el que decide lo que hacemos. Nosotros solo tenemos que subirnos al carro. El gobierno nos monitoriza. Paga a gente para que se haga pasar por tu familia, echa droga a tu comida y te graba. Hay mensajes en todos los juegos. Como en PAC-MAN. ¿Sabes qué significa PAC? "Program and Control". Todo es una mentira. El Pac-Man cree que tiene voluntad propia pero está atrapado en un laberinto, en un sistema. Lo único que puede hacer es consumir. Le persiguen demonios que probablemente solo existen en su mente. La gente piensa que es un juego alegre pero no lo es. Es una puta pesadilla de mundo y lo peor es que es real y vivimos en él".

CALIFICACIÓN
                                                  8/10

©