Header Ads

Nintendo DS Lite, la que ganó a PSP

Jesús V. | Huelva
Vía CGTrader
Desde este momento, Nintendo ha pasado a valorar un diseño perfecto por encima de todo y se ha dedicado a perfeccionarlo con el paso de los años y la mejora de los componentes, electrónica y calidad de los mismos. En este caso nos encontramos con la consola destinada a competir con la poderosa PSP en una que, visto lo visto, ganó la que estaba destinada a triunfar. Aunque está claro que Nintendo haya evolucionado la Nintendo DS hasta niveles extremos, todo es mejorable, aún. 

Nintendo DS Lite salió solo dos años después de su antecesora, la Nintendo DS. Debido a su gran tamaño, la empresa nipona adelgazó esta nueva versión hasta un 21% más delgada. Pocas mejoras con respecto a su anterior versión podemos encontrar aquí, más bien en detalles que acabaron marcando la diferencia para ganarle a la Play Station Portable.

En cuanto a las pantallas eran una mejora menor con respecto a las anteriores. Seguían aceptando los cartuchos de Game Boy Advance y eso era un gran paso adelante ya que los nostálgicos podíamos cambiar de consola y no olvidar un gran catálogo de juegos que nos ofrecían desde hacía varios años. 

En Europa salió el 23 de junio y en solo 10 días vendieron 200.000 unidades, lo que certifica el éxito de una consola lejana a su lugar de confort en aquellos tiempos. Uno de los grandes puntos fuertes de esta consola con respecto a su competidora más cercana fueron sus versiones en distintos colores, como Blanco, Negro y Rosa. Si bien es cierto que las ediciones especiales como las de Pokémon o Zelda dieron otro golpe en la mesa para acabar venciendo a Sony y a su brutal PSP en un mercado que se iba cerrando en torno al reino de Nintendo sin que Sony pudiera hacer nada, o más bien, por desidia.

Todo un acierto nuevamente por parte de la gran N que seguía demostrando que, si quería, no tenían competidores a su alcance. 
©