Header Ads

La Despensa | El boom del sushi

Jesús V. | Isla Cristina (Huelva)

Vía Pixabay
El sushi está teniendo un gran auge en occidente. La prueba más fehaciente de ello es la multitud de stands que se han montado en las grandes superficies comerciales como Alcampo o Carrefour en busca del cliente que desee comerlo o preparárselo por si mismo. En este boom que estamos sufriendo tenemos varios problemas, vayamos por partes. 

Las condiciones de higiene y de trabajo no se suelen cumplir estrictamente ya que el pescado y la verdura que van posteriormente envueltos en el rollo de arroz y algas, no siempre está lo bien conservado, y herméticamente cerrado, que debería. A pesar de todo, la presentación vistosa, y que nos ponen a alguien oriental a venderlo, es algo en lo que la amplia mayoría cae y prueba este producto. Además, estos espacios suelen ser abiertos y estar enfocados a la salida y entrada de palés con comida para reponer en dicho supermercado, lo que deja más expuesto al arroz y los componentes de los mismos a las corrientes de aires, por mucho que pongan un cristal de medio metro. 

Otro de los problemas que he podido observar es la mano de obra. Si bien es cierto que en las primeras semanas podemos observar a personas asiáticas realizando este trabajo, la gran mayoría piensa que sólo ellos saben hacerlo, desaparecen al cabo del mes dando paso a otras personas que, además de trabajar las mismas horas cobran menos, y esto es algo que conozco por los propios comentarios de los trabajadores una vez vas realizando las compras alrededor del stand en cuestión. 

La oferta y la demanda no influye en estos tipos de stands, quiero decir, quién no tenga curiosidad por el sushi no va a probarlo y mucho menos comprarlo por mucho que lo vean hacer. En cuanto al precio, de todo modo desorbitado en productos como wasabi o algas marinas, podemos ver como nos lo inflan sin pudor alguno. Sólo hay que buscar la calle de las especias y aceites para comparar los precios y llegar a ver que nos cobran desde un euro a cuatro de diferencia según establecimientos. 

Todo supermercado que se precie se ha unido al boom del sushi, pero no porque se rentable, es por vistosidad y una cuestión de marketing. Creen que el comprador medio pensará que si les dejan hacer un sushi que casi nadie compra, los demás productos tienen que ser, a la fuerza, igualmente de sano y realizados con la misma supuesta higiene que vemos, aunque un profesional pondría muy en duda la manera de proceder y ejecutar ciertas cosas que podemos ver día a día en estos puestos andantes. 

Seguramente en unos años vendrá la moda de hacer tacos mexicanos de cara al público y ya nadie se acordará del sushi, pero de momento, los tenemos hasta en la sopa y no siempre son lo perfectos que aparentan de cara al cliente que no sabe sobre el tema. 
©