Header Ads

Periodismo | Las alertas meteorológicas nunca son de colores

Alejandra Glez. Noda | Santa Cruz de Tenerife

aviso y alerta no son lo mismo
Infografía de la Aemet | © Aemet
No es extraño escuchar a periodistas o conocidos frases como: “estamos en alerta naranja”. No hay más que mirar los titulares de la prensa cuando se acerca algún temporal para descubrir estos errores. Las alertas no funcionan así. Cuando se acercan fenómenos meteorológicos adversos a España la Agencia Espacial de Meteorología (Aemet) emite avisos que nos informan de la virulencia estimada. Siguen la fórmula de los colores del semáforo: verde, amarillo, naranja y rojo.

  • Verde: no existe riesgo meteorológico.
  • Amarillo: Existen riesgos para actividades concretas.
  • Naranja: Existe un riesgo meteorológico importante.
  • Rojo: El riesgo meteorológico es extremo.
El paso de un color a otro se fija a través de unos umbrales que dependen de los datos normales de cada comunidad autónoma. En su página web la Agencia informa de los avisos activos en cada momento y de las predicciones para los próximos días.

Las alertas las declaran los organismos competentes de las diferentes comunidades autónomas. Para ello, se tienen en cuenta los datos que la Aemet proporciona a Protección Civil y sus propios barómetros. La principal intención es medir el riesgo para la población y reducirlo. Eso no significa que siempre que se emita un aviso este vaya a tener una correspondencia en forma de alerta. Aunque, el sistema de alertas también depende de las diferentes comunidades autónomas se suelen diferenciar la prealerta, la alerta y la alerta máxima.

A partir de la alerta es cuando las autoridades pueden decidir tomar medidas especiales como suspender actividades deportivas o cerrar los colegios. En estos casos, hemos de seguir las fuentes oficiales (perfiles del 112 en redes sociales, por ejemplo) y los medios de comunicación de nuestra zona. Es muy importante no quedarnos solo con lo que nos llega por fotos en whatsapp porque suelen ser bulos.

Se puede resumir de la siguiente manera:

Los avisos se corresponden con colores y los emite la Aemet. Los avisos nos dan una idea del tipo de fenómeno que se acerca y su gravedad. Sin embargo, solo son orientativos. A nosotros como ciudadanos no nos afectan. Lo que la Aemet emite son siempre avisos, nunca alertas.

Las alertas son emitidas por las autoridades competentes teniendo en cuenta los avisos que la Aemet les remite. Son estas alertas a las que tenemos que estar pendientes ya que son las que determinarán si se toman acciones especiales que nos puedan afectar. Las alertas nunca son de colores.

Cualquier frase que incluya una formula como la siguiente es un error: “Aemet declara alerta amarilla”. La opción correcta sería “Aemet declara aviso amarillo” o, en su caso, “El Gobierno de Canarias declara alerta por vientos”. Nunca está bien que se le añadan colores a las alertas. 

ejemplo de error con las alertas del tiempo
Noticia de Canarias7 donde se encuentra una frase incorrecta | © Canarias7
En la noticia superior (del 18 de noviembre de 2018) podemos ver que en su entradilla se incluye: "La agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene la alerta naranja por fenómenos adversos costeros". En su titular, en un principio, también incluían la fórmula "alerta naranja" pero poco después lo cambiaron por la que podemos ver.

No es algo exclusivo de algún periódico concreto o algún periodista despistado. Es un error muy común. En una noticia del mismo día de Canarias Ahora se incluye el mismo tipo de equivocación. El titular y la entradilla lo explican bien, pero al llegar al segundo párrafo indican que la Aemet ha decretado varias alertas para terminar con las expresiones: "El resto de provincias andaluzas se encuentra en alerta amarilla también por precipitaciones, al igual que Alicante, Valencia, Madrid, Murcia, Ávila y Albacete". En todos estos casos, deberían haber indicado que lo que se había decretado eran avisos y no alertas.

Noticia incorrecta de Canarias Ahora | © Canarias Ahora
Para que entendamos mejor las diferencias hay un ejemplo muy claro. En Canarias debido a sus características especiales cuando se acercan fenómenos como tormentas tropicales la Aemet lanza los avisos que se corresponden. Cuando hay un aviso los perfiles en redes sociales del 112 y de la Consejería de Educación se llenan de mensajes que preguntan si habrá clases en los próximos días. Cuando el aviso no es correspondido con una alerta las clases continúan con normalidad. Si se emite la alerta se pueden tomar medidas para evitar el riesgo a la población como es la suspensión de las clases.
©