Header Ads

Mi experiencia con Kirby: Battle Royale

Jesús V. | Isla Cristina (Huelva)


Estamos ante un juego de corte infantil y bastante parecido a Mario Bross. En esta ocasión acompañamos al protagonista en busca de la tarta perfecta y soñada y podemos ver como evoluciona y va combatiendo a los malos para intentar llegar a su sueño más perfecto. 

Al principio el juego resulta algo lento por tal de aprender movimientos y la historia en sí pero una vez se va soltando y teniendo una libertad algo más amplia, podemos ver todas las posibilidades y poder estar varias horas con mi Nintendo 2DS jugando e intentando superar los niveles que cada vez son más complicados y ahí está la magia de este tipo de juegos de plataformas. A pesar de que, como ya he remarcado, me parece algo infantil y está ambientado para niños de 3 a 10 años, aquí un servidor con más de 27 años he estado jugando horas y horas hasta que me lo he terminado.

Es un videojuego realmente bueno para entretiempos y para combatir las esperas en aeropuertos o en trenes mientras viajamos. Eso sí, la cuestión aquí es que tengamos cerca el enchufe de turno porque, como ya sabemos todos, la batería de la Nintendo no es competente para los tiempos que requerimos hoy día. 

Poco más se puede decir de un juego que es corto aunque cueste superar algún que otro nivel. En cuanto a gráficos podemos disfrutar de algunos bastante buenos para la consola de la que estamos hablando, quiero decir, nos hemos acostumbrado por desgracia a jugar en 4K y mil chorradas más cuando la magia de estos juegos está en lo clásico, lo simple y con lo que podemos pasar horas y horas aunque nos hayamos pasado el juego varias veces. Lo volvería a empezar sin problema alguno. 
©