Header Ads

Música: El Bicho y su revolución del flamenco fusión

Jesús V. | Isla Cristina (Huelva)
Portada de El Bicho, primer trabajo del grupo
En 2003 teníamos en nuestras manos el primer disco de El Bicho. Un grupo de flamenco fusión que revolucionó el género y los conciertos de forma realmente brutal. Con este primer disco nos llegaron temas tan míticos como De los malos, mamá Dolores, Locura, Bulería del día... En definitiva, todo un gran disco de presentación que nos revolucionó de forma brutal. Casi todos los que escuchamos este primer disco quedamos enganchados a este tipo de música. Luego vinieron las giras, y ya ahí fue la consagración con únicamente 13 canciones, aunque realmente solo hicieron falta una. 

Los conciertos de El Bicho tenían como norma destrozar el disco, esto es que, normalmente cuando vamos a un concierto de un grupo, éste suele ser peor o diferente. Con este grupo todo era al revés, si bueno el disco, el concierto era brutal. La magia que se desprendía entre el grupo de músicos por una parte y por Miguel Campello por otra, encajaba de una forma tan perfecta que daba pena que se acabara y era hasta barato lo que pagabas por verlo. 

Portada de El Bicho II, segunda
portada del grupo 
El Bicho II fue el segundo disco que el grupo sacó dos años después con canciones que volverían quedar en nuestro recuerdo. Ya conocíamos la brutalidad que este grupo podía ofrecer en cuanto a instrumental pero en este segundo disco podemos constatalo nada más empezar con La Toba, para luego tener otras tantas como La suite, Zappatillas o la ya recordadas por todos los fans Parque Triana. Toda una obra de arte que volvía a afianzar la posición, y revolución, que El Bicho estaba creando en el panorama musical. 

Su último disco como grupo antes de su separación, El Bicho VII, trajo para mi una de las mejores canciones que le he escuchado al grupo, y mirad que eso es difícil. Condena es para mí quizás el tema más completo del grupo, mezcla todo lo que pueden hacer y lo condensan en ocho minutos, ocho minutos de una brutalidad tan grande que durante mucho tiempo la escuché en bcle para acabar con la ropa tendía.  

El Bicho marcó a toda una generación que comenzábamos a descubrir el flamenco desde otro punto de vista, y nos quedamos, y nos enamoramos, vaya si nos enamoramos. Aún conservo sus discos y los escucho en el coche por muchos años que tengan. Hoy día escucho a su cantante por solitario pero siempre mantendré la esperanza de que se vuelvan a unir y vuelvan a crear esa magia que, por mucho que queramos, por separado no consiguen. Muchos daríamos lo que fuera por un nuevo concierto, por sentir de nuevo esa sensación. 

Marcaron la revolución del flamenco fusión y todo lo que vino después. Siempre los llevaré conmigo adonde quiera que vaya, son como mi bandera y una de las mejores cartas de presentación de una forma de sentir que marcó toda una época. 

No hay comentarios

©