Header Ads

Legislación | Complementos alimenticios

Diana Dolea | Valencia


Los complementos alimenticios, según el Real Decreto 1487/2009 relativo a éstos, son productos que contienen fuentes concentradas de nutrientes o de otras sustancias con un efecto nutricional o fisiológico, comercializadas en forma dosificada (cápsulas, pastillas, tabletas, píldoras...), y que se toman en pequeñas cantidades unitarias cuando deba complementarse una dieta normal (adecuada y equilibrada). Es decir, la ingesta puede ser necesaria si las investigaciones demuestran que la situación 'ideal' no es dada para todos los nutrientes ni para todos los grupos de población. Los nutrientes que pueden contener son los siguientes: vitaminas, minerales, aminoácidos, ácidos grasos esenciales, fibra, diversas plantas, extractos de hierbas, entre otros. Cabe aclarar que, en ningún momento, se hace referencia a productos medicinales.

En el Real Decreto mencionado (Real Decreto 1487/2009) son reguladas, únicamente, las vitaminas y minerales que aparecen en dos anexos: 'Vitaminas y minerales que pueden utilizarse en la fabricación de complementos alimenticios' (anexo I) y 'Sustancias vitamínicas y minerales que pueden utilizarse en la fabricación de complementos alimenticios' (anexo II). Aparte de las listas positivas, se describen, mediante varios artículos, aspectos sobre la composición, las condiciones que debe cumplir el etiquetado, la presentación y publicidad, los requisitos de comercialización, las medidas que se tomarían en el caso de que no se cumpliera con lo establecido...

Sin embargo, hoy en día, se están utilizando en la Unión Europea más de cuatrocientas sustancias distintas de las vitaminas y los minerales en la fabricación de complementos alimenticios. Debido a la falta de armonización entre los Estados miembros, publicaron otro documento, Real Decreto 130/2018, con la intención de introducir un nuevo anexo: 'Otras sustancias con efecto nutricional o fisiológico que pueden utilizarse en la fabricación de complementos alimenticios'. Se incluyen, a nivel nacional, esos otros componentes, clasificados en varias categorías: ácidos grasos, aminoácidos, dipéptidos y péptidos, coenzimas, flavonoides y carotenoides, nucleótidos, polisacáridos y oligosacáridos y otras sustancias. Asimismo, son fijadas las cantidades máximas diarias y las advertencias correspondientes. Para ello, se tuvieron en cuenta los informes del Comité Científico de la Alimentación Humana y de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria, mientras que la seguridad de las sustancias y las dosis han sido evaluadas por el Comité Científico de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición.

Pueden consultar los dos documentos legislativos a través de los siguientes enlaces:
  • Real Decreto 1487/2009, de 26 de septiembre, relativo a los complementos alimenticios. 
  • Real Decreto 130/2018, de 16 de marzo, por el que se modifica el Real Decreto 1487/2009, de 26 de septiembre, relativo a los complementos alimenticios

No hay comentarios

©