Header Ads

SOW: ¿Es el año de las mujeres en el wrestling?

Jesús V. | Isla Cristina (Huelva)
Bayley vs Sasha Banks 
Esta es una de las grandes preguntas que nos hacemos los fans del pro wrestling, en especial de WWE. Otras empresas ya han dado el paso adelante y hemos podido ver como evolucionan y siguen apostando por ellas, el caso de ROH que ya nos trae un Womens Tournament por el nuevo título de mujeres de la empresa.  Otras como IMPACT Wrestling siguen apostando por las mujeres y, de hecho, fueron una de las empresas preculsoras en las que más las tomaron en serio dándonos grandes combates y rivalidades para recordar. 

Hoy en día WWE se ha querido sumar, al fin, a la evolución de la mujer en el entretenimiento deportivo y hemos podido disfrutar de unos pequeños meses dorados en WWE NXT cuando Bayley, Sasha Banks y compañía nos deleitaban con los mejores combates del año en la división femenina. Esto pasó al main roster (plantel principal) y hemos podido ver una evolución constante en el papel femenino evitando el odioso divas por el de women´s division y con combates que han estado realmente bien.

Ronda Rousey en Royal Rumble 2018
Los rumores de una división de parejas sigue con fuerza y sería todo un incentivo para las chicas que no aspiran al título y no quedarse en el limbo de la empresa. Pero hay algo que nos preguntamos. ¿Es el año de las mujeres en el wrestling, o mejor dicho, en WWE? El año ha empezado realmente bien y de forma positiva con el histórico primer Royal Rumble femenino y siendo el evento estelar de uno de los cuatro grandes de la empresa.  El fichaje de la gran Ronda Rousey es un brutal aliciente a la división pese a que ciertos pesos pesados de WWE no estén de acuerdo con su llegada, pero si miramos en retrospectiva es ella precisamente la que dio visibilidad a la mujer en las MMA (artes marciales mixtas) con un gran reinado en UFC (Ultimatte Fighting Championship) Ello dará más visibilidad que espero que aprovechen en los próximos meses. 

En respuesta a la pregunta diríamos que sí, puede ser perfectamente el año de las mujeres. Están teniendo oportunidades, visibilidad y de hecho, ellas también deben estar a la altura y no salirse del tono que la empresa requiere ya que pueden quedarse fuera de una evolución que ya ha empezado y que tengo muchas ganas de ver. 
©