Header Ads

Sellos de advertencia en los alimentos

Diana Dolea | Valencia


Como se comentó en una entrada publicada anteriormente "Meta 2030: Hambre cero" (aquí), el sobrepeso y la obesidad conforman un serio problema en América Latina. En consecuencia, el Ministerio de Salud de Chile tomó sus respectivas medidas.

En 2016 desarrollaron un programa sobre alimentación saludable e implementaron una ley conocida como "ley de etiquetado de alimentos" o "ley de alimentos" (más información). Consideraron necesario un nuevo etiquetado de los alimentos procesados que permitiera la mejora de los hábitos nutricionales de los consumidores. Pasó un año desde el establecimiento de la nueva normativa; las empresas, en cambio, todavía disponen de tiempo para poder adaptarse de forma que puedan cumplirla a partir de 2019.

A través de esta nueva ley fueron creados unos sellos de advertencia "ALTO EN...", tales como se muestra en esta entrada, más abajo, que indican el alto contenido en azúcares, sodio, calorías y grasas de forma mucho más visible. De esta manera, los alimentos saludables y los menos saludables pueden ser distinguidos por los consumidores con tan solo una mirada, pues, en ocasiones, las etiquetas pueden resultar bastantes complejas para algunos consumidores. Ahora podrán elegir el producto con menor cantidad de sellos sin demasiada dificultad (más información).

Imagen extraída de la página del Ministerio de Salud de Chile. 

En 2017, el Ministerio de Salud de Perú, asimismo, aprobó la "Ley de promoción de la alimentación saludable para niños, niñas y adolescentes" (aquí) que podrá ser aplicada desde 2018. Las etiquetas también llevarán sellos de advertencia parecidos a los de Chile. La diferencia está en que debajo de los sellos, adicionalmente, estará escrito en un rectángulo uno de los dos siguientes mensajes, dependiendo del tipo de sello: "Evitar su consumo excesivo" o "Evitar su consumo" (para el caso de las grasas trans ya que, además, tendrán un sello para las grasas trans) (más información). 

Son dos los países que apoyaron esta iniciativa, pero, ¿podrá llegar a trasladarse a otras partes del mundo? Según Michelle Bachelet, presidenta de la República de Chile, treinta países solicitaron asesoramiento técnico para implementarlo.

En la Unión Europea y, por ende, en España, se aplica el reglamento relativo a las declaraciones nutricionales y de propiedades saludables de los alimentos (aquí). En las etiquetas de los alimentos aparecen diversas declaraciones tales como "bajo en grasa", "sin azúcares añadidos", "fuente de fibra"..., declaraciones que están sujetas a unos límites establecidos y que no deben añadirse en la etiqueta si no los cumplen. Es importante señalar que estas declaraciones no implican lo mismo que los sellos ya que las declaraciones hacen referencia a las propiedades benéficas que tienen los correspondientes alimentos, mientras que los sellos de advertencia muestras los efectos perjudiciales que podrían tener si se consumieran en exceso. El enfoque es totalmente distinto.

Ahora bien, sería interesante el planteamiento de una serie de preguntas. Si se diera el caso, ¿las empresas alimentarias españolas que opinarían al respecto? ¿Estarían dispuestas a incluir en la parte frontal de sus paquetes de galletas, por ejemplo, unos sellos negros, grandes y cuya frase escrita en blanco indicara "alto en grasas saturadas"? ¿Qué supondría?
©