Header Ads

Reseña de El puente de los Asesinos, de Arturo Pérez-Reverte

Título: El puente de los Asesinos
Autor: Arturo Pérez-Reverte
Año: 2011
Editorial: Alfaguara
Páginas: 384
ISBN:9788420407098
Precio: 19,50€


Sinopsis

«Diego Alatriste bajó del carruaje y miró en torno, descon­fiado. Tenía por sana costumbre, antes de entrar en un sitio incierto, establecer por dónde iba a irse, o intentarlo, si las cosas terminaban complicándose. El billete que le ordenaba acompañar al hombre de negro estaba firmado por el sargento mayor del tercio de Nápoles, y no admitía discusión alguna; pero nada más se aclaraba en él.»

Opinión personal

Última entrega de las aventuras de Alatriste. Entrega obligada debido a los amantes del Capitán y de su ahijado, así que, a priori, no habría que esperar mucho salvo un final decente. Y lo cierto es que, tras la decepción de la última, en este volvemos a ver todo aquello por lo que me fascinó esta historia y saga. Diego Alatriste se nos muestra ya cansado de la vida que lleva y con ganas de irse. Nunca se va. Le corre por la sangre y disfruta viviendo así aunque jamás lo reconoció. Íñigo ya perdió esa adoración pero el respeto y el amor que siente lo ayuda a seguir a su lado, aunque bien podría haberse ido ya.

Volamos a Italia y la conocemos en todo su esplendor. Siempre admiraré la forma que tiene el autor de describirnos esta época y la fidelidad, o al menos eso presupongo debido a su gran biblioteca, que nos ofrece en cada una de estas entregas. Una nueva historia que contar con un telón de fondo realmente precioso, pese a estar en los bajos fondos. Esta vez si tenemos historia, tenemos duelos, tenemos guerra y tenemos final más abierto y cerrado que nunca. Tenemos el salto a la madurez definitiva de Íñigo, el cual acaba cumpliendo su promesa más importante aunque nunca "lo vivamos con él."

En definitiva es la reunión de los "perros viejos" del oficio que nos demuestran una vez más que con solo vivir no vale, hay que morder y luchar por lo que queremos hacer y vivir de la forma que queremos. El puente de los Asesinos es el final obligado a una historia que me enganchó sin remedio y que releeré si alguna vez en la vida tengo tiempo. Grandes sensaciones nos deja este final tras el amargo de la anterior entrega. Una obra que disfrutar con tiento y un buen vaso de vino, a lo Alatriste. 

Valoración 

5/5

No hay comentarios

©