Header Ads

La Despensa: Especial bizcochos. Bizcochos de sabores

Continúo con el Especial Bizcochos y en esta ocasión diferenciaremos de los bizcochos rellenos de los de sabores. Algo que parece básico pero que, de todas formas, vamos a hacer una pequeña aclaración antes de meter las manos en la masa y hacer comentaros el paso a paso de los bizcochos de sabores. El bizcocho relleno es aquel que, como bien dice, está relleno de nata, chocolate o la preparación que quieras, ya sea para levantar el bizcocho o para darle sabor. Los de sabores es darle un sabor diferente al propio bizcocho y así hacer contrastes entre el relleno y el sabor. Es entonces cuando las combinaciones salen y podemos hacer auténticas maravillas con una preparación tan simple y clásica. 

Una vez diferenciadas, vamos a contarte cómo se hace un buen bizcocho que, aunque parezca fácil, no lo es tanto. 

BIZCOCHO DE SABORES. 

Ingredientes. 

- Harina
- Huevos
- Azúcar
- Aceite
- Sabor (chocolate, vainilla, menta...)
Azúcar

Modo de preparación. 

- Lo primero de todo es tener una buena mise en place, algo básico entre los cocineros y que siempre viene bien tener en casa ya que podremos hacerlo más rápido y no tener que estar buscando todo. En cuanto a cantidades lo he dejado sin especificar ya que depende del horno que tengáis o el tamaño del mismo. Tras tenerlo todo preparado, comenzaremos cascando los huevos y los montaremos los huevos poco a poco hasta tenerlos a punto de nieve, esto es, poner el bol del revés y que no se mueva. 

- En el proceso de batido, iremos añadiendo el azúcar poco a poco, siempre en forma de lluvia, ya que si lo sumamos del tirón nos costará muchísimo más, sobre todo si no tenemos batidora, poder montarlos al punto que queremos. Una vez montado tamizaremos la harina, es decir, pasarla por un colador fino para evitar los grumos posteriores en el mezclado de ambas preparaciones. 

- Precalentamos el horno a 150º para que lo tengamos listo una vez todo esté homogéneo. Es aquí donde tendremos que añadir el sabor que deseemos darle al mismo. Si es chocolate, vainilla o lo que deseemosUna vez realizado la iremos añadiendo al mismo estilo del azúcar, forma de lluvia para que todo quede homogéneo. Una vez esté casi listo, añadiremos un par de cucharas soperas de aceite para darle una textura que conseguiremos en el horneado. 

- Una vez listo prepararemos el molde, huntándolo de aceite y luego de algo de harina, sin abusar, ya que luego, una vez horneado, será mucho más fácil sacarlo del mismo si no tenes uno de plástico. Metemos el bizcocho en el horno no sin antes esparcir algo de azúcar por la parte de arriba para que luego quede crujiente al bocado. En esta ocasión dar tiempos es algo variable ya que depende del horno pero debería estar listo en 20/25 minutos a 150º. 

- Debes sacarlo una vez listo y no dejarlo enfriar ya que el bizcocho tiende a hundirse sino tiene cómo enfriarse y estropearías la esponjosidad y la altura, sobre todo si lo necesitas para una tarta.
©