Header Ads

Series: «Goblin»

Título: Goblin.

Año: 2016-2017

Duración: 60 minutos

Capítulos: 16

Temporadas: 1

País: Corea del Sur

Director: Lee Eun Bok

Guionista: Kim Eun Sook

Sinopsis:
En la era Goryeo, el rey Wang Yeo envía a la muerte al general Kim Shin (Gong Yoo) debido a la manipulación de su ambicioso consejero. En su muerte, Kim Shin se transforma en un duende inmortal que sólo podrá descansar en paz a manos de una chica destinada para ello:  la «Novia del Ser Inmortal». Eun Tak (Kim Go Eun) es una estudiante que posee una marca en la nuca que le permite ver fantasmas desde su nacimiento. Como debió morir antes de nacer, es perseguida por un Ángel de la Muerte (Lee Dong Wook).
Opinión:
La serie empieza bien, muy bien. Y es que Gon Yoo es un excelente actor que, a lo largo de su trayectoria, ha demostrado ser muy versátil y creíble, ¡hasta haciendo de duende inmortal! En esta serie en particular, demuestra su talento porque le podemos ver como feroz guerrero, gran líder, sacrificado hermano, sufridor solitario y tierno y apasionado amante. Las escenas de batalla y las de la era Goryeo rezuman belleza y seriedad, algo fantástico que hace creer que estás viendo otra serie a la que creías.

La actuación de coprotagonista Kim Go Eun estuvo realmente a la altura del experimentado actor. La joven me encandiló, porque su personaje a la par de desdichado es risueño, luchador y carismático, muy carismático. 

Pero, aunque la pareja principal es genuina, la pareja secundaria me robó el corazón. Su historia en sí, cómo afrontan los personajes la situación de acuerdo a su posición, según lo que saben o, mejor dicho, lo que no saben... Además, gracias a el Ángel de la Muerte tenemos una visión del más allá muy bien reglada, con sus rituales y acciones, sobre el castigo o el premio de acuerdo a tus acciones en la vida... Me gustó mucho como lo representaron y sentí que mis propias creencias al respecto eran comprendidas.

«Goblin» es una serie que me hizo reír mucho, me lo pasé genial, la disfruté segundo a segundo. Sin embargo, sus últimos capítulos me dejaron hecha una piltrafa. Lloré, lloré mucho y, al terminar, me sentí muy triste (quizás tuve un mal día y ya estaba predispuesta). Y también me dejó muchas dudas que no puedo compartir porque conlleva desvelar muchas cosas.

Esta serie también esconde muchos detalles a los que hay que estar muy pendientes, personajes secundarios con una altísima importancia en la resolución de la historia y que, en cualquier momento, pueden aparecer y cambiar todo a su antojo (pista).
Trailer:


Nota:
9/10
©