Header Ads

Historia del arte - Introducción al arte bizantino

Andrea Dehm | Valencia
Este tipo de arte se desarrolló entre los años 330 y 1453 y su principal característica fue la fusión que representaba entre la Iglesia y el Estado, ¿qué quiere decir esto? Quiere decir que exaltaba la autoridad del emperador a través del lujo y la riqueza.

Por entonces nació una pugna ideológica entre los iconódulos, quienes estaban a favor de utilizar la imagen en el arte para representar sus creencias, y los iconoclastas, que consideraban necesaria la eliminación de cualquier tipo de representación. Esto último fue visto como un acercamiento a lo divino a través de la esencia y no de lo superficial.

El arte bizantino caminó a través de tres etapas en las cuales se desarrolló y creció hasta alcanzar un importante peso ideológico.

La primera etapa recibe el nombre de Primera Edad de Oro, que va desde la división del Imperio hasta principios del siglo IX. Fue en esta etapa en la que surgieron las primeras luchas iconoclastas.

La Segunda Edad de Oro transcurrió en la primera mitad del siglo IX y por entonces, los iconódulos elaboraban programas iconográficos utilizando códigos figurativos que todavía podemos ver en las actuales iglesias ortodoxas.

La Deuterobizantina, o Tercera Edad de Oro, transcurrió entre el último cuarto del siglo IX y la conquista de los turcos en 1453. Por entonces, el poder de Bizancio se extendió por los pueblos eslavos, rumanos y rusos, así que hubo una cristianización hasta el punto de transmitirles el alfabeto cirílico.

Aunque el arte bizantino aportó muchas formas arquitectónicas e iconográficas, algo que veremos en la próxima entrada, Bizancio creó un nexo de unión en el campo de las letras. Se trataba de un arte que, dejando a un lado la estética, trataba de convencer al pueblo.

#Bloque8ElArteBizantino
©