jueves, 24 de agosto de 2017

Historia del arte - Arquitectura bizantina

Andrea Dehm | Valencia
Si hay algo que podamos destacar de la arquitectura bizantina es el uso del ladrillo como material constructivo y los mosaicos que se utilizaban en el interior de las estructuras. A veces combinaban el ladrillo con piedra, pero generalmente este era el único material que se empleaba. También emplearon asiduamente la técnica del avispero para tallar los capiteles de las columnas que cumplían la función de soporte. Sobre estos capiteles se situaba un cimacio* para que la construcción fuera más esbelta.
*Cimacio — Moldura con forma de S.

El arco que utilizaban para las estructuras era el de medio punto y la cúpula sobre pechinas era lo que más empleaban. Esta cubierta abovedada simbolizaba una bóveda celeste y se construían con hiladas concéntricas de ladrillo.

En los comienzos de la arquitectura bizantina todo era muy dual y viajaba desde la sencillez y la austeridad exterior hasta la decoración recargada y brillante de los interiores, la mayoría adornados con mosaico y mármol (podemos ver estos ejemplos en construcciones de los Balcanes, de Ucrania y de Rusia). Los años le dieron a la arquitectura Bizantina elementos exteriores que decoraban los edificios como las combinaciones de ladrillo o las ventanas con molduras. En la segunda Edad de Oro, por ejemplo, predominó la planta de cruz griega con cinco cúpulas realzadas. 

Ejemplos de arquitectura bizantina:
  • Iglesia de los Santos Sergio y Baco (Primera Edad de Oro)
  • Santa Sofia de Constantinopla (Primera Edad de Oro)
  • San Marcos de Venecia (Segunda Edad de Oro)
  • Iglesia de Santa Sofía en Kiev (Tercera Edad de Oro)
  • Catedral de san Basilio en Moscú (Tercera Edad de Oro)
#Bloque8ElArteBizantino

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © VM Noticias | Designed With By Blogger Templates
Scroll To Top