Header Ads

Essure, la anticoncepción y el riesgo del desconocimiento

Por Lidia Beatriz | Santa Cruz de Tenerife

Tenía que pasar, pero ha ocurrido tarde. La AEMPS ha decidido retirar temporalmente del mercado Essure, porque la National Standards Authority of Ireland (NSAI) le ha retirado el marcado CE. Mientras tanto, en la página del dispositivo, se sigue ofreciendo como una opción válida (aunque, si leemos hasta el final, encontramos una importante advertencia). Hace muchos años que las mujeres víctimas de los terribles efectos que Essure les ha dejado iniciaron la lucha.

Essure es un método anticonceptivo permanente conocido como método de obstrucción tubárica. Consiste en un muelle de níquel que se introduce en las trompas de Falopio para que, pasados tres meses, queden bloqueadas e impedir el paso de espermatozoides y, por tanto, la fecundación de los óvulos (ya que la fecundación se produce en este punto) y también el descenso de los óvulos hacia el útero. ¿Por qué no es inmediato? Es necesario que el propio organismo cree una barrera alrededor de estas espirales flexibles.

Las primeras mujeres a las que se les implantó Essure desconocían los riesgos de emplear este método de anticoncepción. La mayoría de ellas no sabían bien qué significaba implantarlo, desconocían que, si se arrepentían, debían someterse a una operación quirúrgica para retirarlos y pueden perder su trompas, su útero... Esto plantea que, a parte de ser un método anticonceptivo dudosamente recomendable, eran mujeres en manos de malos profesionales de la ginecología. En 2011, mujeres estadounidenses se agruparon para protestar contra Essure y sus efectos, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos) reunió la información y se limitó a obligar a la empresa fabricante a indicar los riesgos. Así hasta llegar a nuestros días. Las afectadas seguirán luchando para conseguir cuatro puntos importantes (tal y como podemos leer en este blog http://libresdeessure.blogspot.com.es/):
-Selección cuidada y específica de las candidatas a utilizar Essure (no alérgicas, mujeres no muy jóvenes...)
-Información clara y directa sobre los riesgos.
-Desarrollo de un método para la retirada de Essure de forma segura y eficaz.
-Retirada definitiva del producto.

Entre los efectos adversos de Essure se encuentran las reacciones alérgicas debido al material (níquel), perforación, sangrados, dolores intensos, cambios en el ciclo... Algunas mujeres han reportado problemas óseos graves muy característicos de mujeres postmenopausicas, molestias durante las relaciones sexuales, abundante caída del cabello, cambios del metabolismo y embarazos de alto riesgo, entre otros.

A simple vista para una persona con conocimientos en la materia, Essure es un mal producto desde todos los puntos de vista que lo mires. En primer lugar, está fabricado por un material inadecuado, causante de muchas alergias, de baja recomendación universal, que no es válido para todas. En segundo lugar, los riesgos son muy graves de producirse. En tercer lugar, su adecuado funcionamiento depende de que el cuerpo responda y fabrique una cierta capa de obstrucción que, al ser algo orgánico, varía mucho según cada individuo; y puede que muchas mujeres lo lleven sin que sea eficaz pudiendo quedar embarazadas. En cuarto lugar, no se describe un protocolo para su retirada en caso de ser necesaria. Existen alternativas mejores.

Esto me lleva a pensar en las pruebas de la píldora anticonceptiva masculina, cuyos efectos adversos eran menos numerosos, menos lesivos y peligrosos, y no se aprobó su comercialización, ¿acaso hay dos varas de medir al respecto? Tampoco puedo dejar de pensar en todos esos ginecólogos que se lanzaron a implantar Essure sin cuestionar los estudios y su imparcialidad (tal y como se explica aquí, basándose en este artículo de la CNN y en éste de la Universidad de Yale). ¿O confiaron ciegamente en la presentación del laboratorio encargado de la comercialización? Obviamente, cuando algo es novedoso es difícil ser el primero en recomendarlo y siempre se corren riesgos; pero también hay que ser prudentes y mirar todo con el máximo aumento del microscopio.

Actualización 19/08/2017

La empresa que comercializa Essure ha decidido retirarlo de manera definitiva del mercado, salvo en Estados Unidos. Alegan que es «de forma voluntaria y por motivos estrictamente comerciales» y siguen defendiendo que «en su evaluación científica el perfil beneficio/riesgo de Essure sigue siendo favorable», pero las ventas han caído y no creen que esto vaya a cambiar por lo que no continuarán el proceso para conseguir de nuevo el marcado CE. Asimismo, ponen a disposición de las mujeres con sintomatología adversa y tengan implantados los dispositivos su número de atención médica 900 102 307 y reiteran: «la seguridad y eficacia de Essure continua estando apoyada por más de una década de evidencia científica y práctica clínica real».
©