jueves, 29 de junio de 2017

Historia del arte - El arte paleocristiano

Andrea Dehm | Valencia
El cristianismo se legalizó a partir del siglo 313 a. C. gracias al emperador Constantino. El arte paleocristiano sufre una evolución y pasa de lo terrenal y carnal a el espectro de la idea. Lo terrenal es pecado y desean dogmatizar las ideas con las que ellos conciben el mundo.

Podemos dividir el arte paleocristiano en dos claras etapas: En una de ellas, la primitiva, el arte se desarrolló poco debido a su carácter clandestino. De esta etapa son propias la iconografía en el lenguaje y las catacumbas. El vocabulario simbólico no tenía otro propósito que no fuera el de difundir el dogmatismo cristiano. A partir del siglo IV empezó a desarrollarse el triunfo de la iglesia, la segunda etapa, en el cual se desarrolló la arquitectura y las nuevas artes que conformarían los pilares de la Edad Media.

Si analizamos detenidamente la etapa primitiva del paleocristianismo vemos que en ella se pretendió divulgar el "nuevo dogma" en una sociedad que todavía era romana. Es por esto que existían las salas tituli en las que se llevaban a cabo reuniones que recibían a algunos patricios conversos. 
Sin embargo, el arte que más destacó en esta época fue el de las catacumbas. Estos cementerios subterráneos, excavados en el subsuelo de las ciudades, permitían a los cristianos reunirse clandestinamente. Fue en las catacumbas en las que se desarrolló la iconografía simbólica que impartía, según las creencias, el mensaje de Cristo. 

Esta iconografía consistía en dos temas: 
– Huellas del mundo pagano que el cristianismo conservó o alteró. Podemos relacionar diversos símbolos de Cristo como el cordero, el pez –las letras en griego se corresponden con el acróstico de Jesús Cristo de Dios Salvador– la vida eterna –el pavo real, símbolo de la vida inmortal–, etc.

–También se encontraba iconografía inspirada en el antiguo y nuevo testamento, como por ejemplo Moisés –el agua de la roca–, la resurrección de Lázaro y el buen pastor, etc.

Analizando la etapa en la que la religión cristiana terminó triunfando podemos ver que los cristianos, aunque pretendieron diferenciarse de los romanos, adaptaron edificios preexistentes y les dieron significados diferentes como es el caso de la basílica, que era romana y fue construida para la administración de la justicia. Los edificios que sí fueron originados por el cristianismo fueron los baptisterios, lugares donde se realizaba el bautismo, y las martyrias, lugares de culto a las reliquias de los mártires.

La estética paleocristiana estuvo llena de significados simbólicos, como los estrígiles o los temas evangélicos. Si echamos la vista hacia atrás recordaremos que las pinturas rupestres ya tenían carácter narrativo y el arte paleocristiano, además de narrar, pretendía convencer. Estos temas estaban presentados en frisos. 

#Bloque7ElArtePaleocristiano

0 comentarios:

Publicar un comentario

Copyright © VM Noticias | Designed With By Blogger Templates
Scroll To Top