Header Ads

Combinaciones que no combinan

Por Lidia Beatriz | Santa Cruz de Tenerife


Siempre me ha llamado la atención cómo dos principios activos, digamos lo así, que son contrarios aparezcan unidos en alguna especialidad farmacéutica. Y, para mi sorpresa, uno más se añade a la lista. Por ética personal y profesional, no los recomiendo y, en caso de que me los soliciten, siempre intento hacer entender a los pacientes que no es la mejor opción (aunque pocas veces hagan caso al consejo farmacéutico). Te estarás preguntando a qué me refiero, pues a continuación te hablo de un caso muy común y otro que está de moda.
Guaifenesina+Dextrometorfano
Estamos ante la asociación de un expectorante y un antitusivo. Sí. Por un lado, quieren que expulsemos la mucosidad y, por el otro, nos cortan la tos. No tiene sentido. Además, partimos de que la tos productiva (con flemas) no debe ser suprimida, salvo que la persona empiece a tener problemas más graves al no poder conciliar el sueño debido a esto. Especialidades farmacéuticas con ambos principios activos sólo deben tomarse antes de irse a dormir y, durante el día, tomar mucha agua. No está de más recordar que asmáticos u otros pacientes con enfermedades osbtructivas pulmonares, tratamientos antidepresivos, fumadores, pacientes con excesiva mucosidad no pueden tomarlo.
Aciclovir+Hidrocortisona
Un antiretroviral y un corticoide tópico, unidos contra los síntomas de, generalmente, el herpes labial. En principio, nada llamaría la atención. Mientras que el primero impide la replicación del virus, el segundo calma la sensación de hormigueo, dolor y enrojecimiento. ¡Cuidado!. La hidrocortisona suprime la respuesta inmune de la piel, por tanto, el virus tendría una ayuda para hacer lo que más le gusta: valerse de la maquinaria de nuestras células para lograr su propósito de división de su propio material genético. El virus del herpes queda latente en nuestro cuerpo y, en situaciones en las que las defensas bajan, reaparece la sintomatología.

Espero que esta entrada te sirva para no dejarte seducir por combinaciones que no combinan. Consulta siempre con tu farmacéutico y pon en su conocimiento cualquier problema de salud  y tratamientos concomitantes para obtener la mejor atención y servicio.
©