Header Ads

Las guardias no son para tonterías

Por Lidia Beatriz | Santa Cruz de Tenerife.


Una creencia popular y errónea sobre los servicios de guardia nocturna de las farmacias es que deben estar a disposición del paciente para cualquier tontería que se les ocurra y no, es un servicio de urgencia. Las guardias de las farmacias son de veinticuatro horas. Desde nueve de la mañana hasta nueve de la noche, la oficina de farmacia permanece abierta para uso y disfrute de todo aquel que necesite desde un medicamento de su receta electrónica hasta un cepillo de dientes, preservativos, cortauñas... Sin embargo, a partir de las nueve de la noche, la farmacia cierra sus puertas y el paciente será atendido por una ventanilla tras llamar al timbre, desde ese momento solamente debes hacer uso del servicio para las cosas realmente importantes y urgentes.
¿Cuándo acudir a la farmacia de guardia?
Se puede hacer uso del servicio de guardia nocturno cuando disponemos de una recta que cumple los requisitos del Real Decreto 1718/2010 y que explicamos aquí. Si te has puesto enfermo y has acudido al servicio de urgencias, es importante que NO SALGAS del centro SIN TU RECETA. No permitas que te den únicamente el informe con letra ilegible, porque lo más probable es que no podamos dejarte la medicación (sobre todo si se trata de medicamentos de especial control) y, seguramente, te enfadarás ya que no es tu culpa, pero la nuestra tampoco (y más de una vez seguro que harán la vista gorda por tu bien y para su perjuicio frente a una inspección). La ley es clara y todos debemos cumplirla.

En caso de no tener receta y necesitar algo urgentemente, como la pastilla del día después (aunque espero que utilices preservativo por tu bien).
¿Cuándo no acudir a la farmacia de guardia?
No debes ir después de las nueve de la noche a la farmacia de guardia si:
•NO TIENES RECETA.
•Si tienes receta, pero la toma no es inmediata y puedes esperar a la mañana.


©