Header Ads

Crítica de cine: «Amor bajo el espino blanco»


Título: Amor bajo el espino blanco

Director: Zhang Yimou

Año: 2010

País: China

Minutos: 114

Guión: Yin Lichuan, Gu Xiaobai (basado en la novela de Ai Mi)

Género: Drama romántico


Sinopsis
Jing es una estudiante de la ciudad que es trasladada a un pueblo de montaña durante la Revolución Cultural para completar su formación. Su padre ha sido encarcelado por ser de ideas políticas contrarias y su madre lucha para alimentar a sus tres hijos. Jing sabe que tanto su futuro como el bienestar de su familia dependen de su buen comportamiento en opinión de las autoridades. Pero su prudente y tranquila existencia se ve trastocada cuando se enamora de Sun, el encantador hijo de un militar de élite. Debido a la diferencia social que les separa, un romance entre ellos no sólo es impensable, sino incluso peligroso.
Opinión Personal
A riesgo de ser considerada sádica o masoquista (depende del enfoque), resumiría la cinta como «la belleza de la desgracia». A pesar de ser una historia muy triste, resulta muy hermosa de principio a fin. Teniendo en cuenta que está basada en un hecho real,  cada situación cobra mayor importancia para el espectador.

La elección de vestuarios y los paisajes nos hacen creer que estamos en China durante la Revolución Cultural (1966-1976). Y la banda sonora acompaña la fluidez de la historia, obligándote a adentrarte en la película, en cada escena, en cada emoción. Me gustaría destacar el cuidado que se ha puesto en los pequeños detalles, tan importantes a la hora de transmitir sensaciones, los gestos siempre tienen mayor importancia que las palabras.

En esta ocasión, disfruté de la película en su versión doblada al castellano. Y, para mi propia sorpresa, me gustó mucho el resultado, en armonía con el resto de la película. Sobre todo con la actuación de los protagonistas. La elección del reparto fue muy adecuada, ambos encarnando a dos jóvenes que viven su amor con respeto, ternura y cuidado mutuo con sonrisas y miradas cómplices entre ambos.

Mi consejo es que elijas muy bien el día en el cuál verla. Porque, aunque es una historia de amor muy bonita, también es muy dura y triste. De hecho, la noche en que la vi no pude dormir bien debido a la resaca depresiva que me quedó en el cuerpo. Pero no temas a verla ni por su género ni por su origen, porque incluso a mi madre le encantó y la recomiendo a todos.
Trailer


Nota
10/10
©