Header Ads

Bótica 2.0: El pie de atleta

Por Lidia Beatriz | Santa Cruz de Tenerife.


¿Qué es?
El pie de atleta (tinea pedis) es una infección por hongos que sufrimos en los pies.
¿Qué síntomas ocasiona?
La mayor parte de las veces aparecen grietas entre los dedos, hay descamación, mal olor y picores. No obstante, la infección micótica se puede extender por todo el pie con hiperqueratosis en algunas zonas, es decir, engrosamiento de la capa más externa de la piel.
¿Cómo evitarla?
Esta infección es muy común, pero no contraerla es muy sencillo. Sólo hay que seguir las siguientes pautas:
•Lavar los pies y secarlos bien, poniendo especial interés en el espacio que existe entre los dedos.
•Cambiar de calcetines cada día.
•En espacios públicos, ir siempre calzado (duchas de gimnasios, cambiadores de piscinas...)
¿Cuál es el tratamiento a seguir?
Si no has podido evitarla y ya notas el mal olor, el picor, incluso las dolorosas grietas interdigitales, es el momento de pasar al tratamiento. Éste se caracteriza por el uso de antifúngicos, generalmente, de uso tópico. Aunque moléculas antimicóticas hay muchas, sin receta médica se puede conseguir bifonazol (Canespie®) que sólo necesita una aplicación diaria. Si lo acompañamos de un gel para el lavado con otro antimicótico como el ketoconazol al 2%, obtendremos mejores resultados. La pauta a seguir sería:
•Lavar los pies con gel de ketoconazol al 2%.
•Secar bien, insistiendo en los espacios entre dedos. Hay que usar una toalla sólo para ese cometido, nada de compartirla o pasarla por zonas no infectadas.
•Aplicar la crema de bifonazol y poner un calcetín.
El tratamiento se suspenderá cuando exista una recuperación completa.

Espero que esta entrada te haya sido útil y, recuerda, consulta siempre con tu farmacéutico para un mejor asesoramiento.
©