Header Ads

La Despensa: Al Ajillo

Jesús V. | Isla Cristina (Huelva)
Al ajillo como tal no es una salsa si no más bien un acompañamiento al plato. De ello hablaré en mi última entrega de este Especial Salsas. Es por tanto que no os puedo explicar lo que sería propiamente dicho "al ajillo" así pues os lo detallaré en una receta que es como mejor se entiende este acompañamiento.

Para ello os "haré" uno de los clásicos de nuestra gastronomía, concretamente en Andalucía, y veréis de forma más fácil lo que os comentaba.

POLLO AL AJILLO Y PIÑONES

1/2 pollo troceado 
8 dientes de ajo 
100 gramos de piñones
2 pimientos verdes 
2 patatas 
1 cebolla 
1 guindilla 
2 vasos de vino blanco 
1 vaso de agua
 Aceite de oliva virgen extra 
Sal 
Pimienta 
Perejil picado

MODO DE PREPARACIÓN

En una cazuela, salteamos el ajo, los pimientos verdes, la cebolla y la guindilla hasta que esté dorado. Una vez listo, añadimos el pollo y las patatas troceada dentro de una con el vaso de agua, los dos vaso de vino y dejaremos cocer de 20 a 30 minutos a fuego intermedio. El pollo debe estar jugoso y para nada seco. Deberás sacar las patatas si se hacen antes que el pollo.

En una sartén aparte añadiremos un poco más de sal, aceite, ajo y perejil. Le daremos un golpe de calor y lo mantendremos a una buena temperatura sin quemarse. Una vez se consuma el agua y el vino del pollo, añadiremos este acompañamiento al pollo y lo dejaremos cocer un par de minutos más para que el sabor se adhiera al pollo. Dejar enfríar levemente y esparcir los piñones por el plato antes de emplatar. Listo para disfrutar. 

* Como veis, "al ajillo" consiste principalmente en una especie de majado que está compuesto principalmente de ajo, perejil, sal, pimienta, aceite y alguna especia para dar un sabor diferente si se estima oportuno. Importante es añadir que el ajo y el perejil tienen de por si un sabor fuerte y añadir una especia "extra" estropea el sabor original del propio ajillo. 

Suele utilizarse en carnes con poco sabor como el pollo o el pescado como el pez espada ya que con una carne o pescado con mucho sabor suelen superponerse y al final ni disfrutamos del elemento carne o pescado ni del acompañamiento. 
©