Header Ads

Qué es y qué no es una receta médica

Por Lidia Beatriz | Santa Cruz de Tenerife

Cansada de recibir papeles garabateados y recetas mal cumplimentadas en la oficina de farmacia, veo necesario hablar sobre las prescripciones provenientes de centros médicos privados. Para que no tengan problemas a la hora de recoger su medicación, puesto que los pacientes son los únicos perjudicados.

Desde el 21 de enero de 2011, es decir, hace seis años, entró en vigor el RD 1718/2010 de 17 de diciembre sobre receta médica privada y orden de dispensación. Este real decreto obliga a que los centros médicos privados proporcionen un modelo de receta igual para todos y con el siguiente formato:
Cualquier otro papel con cosas escritas NO es válido, NO se considera una receta. Seguramente en tu farmacia te habrán recogido hojas garabateadas, pero si lo han hecho es por no hacerte regresar al médico, arriesgándose a ser multados.

Cada receta debe llevar un código de barras diferente, las fotocopias tampoco sirven, y tienen que estar debidamente cumplimentadas con todos los datos que se especifican, ir firmadas y selladas. Asimismo, quiero decir que los informes de urgencias de la Sanidad Pública tampoco son válidos, ni siquiera las hojas en blanco que acostumbran a rellenar con letra completamente ilegible. Ellos también tienen que acogerse a esta norma, aunque casi nunca lo hagan. También tiene que haber una receta por medicamento. No pueden ir todos juntos en la misma hoja ni se puede aprovechar la cara posterior para ahorrar papel.

Exige que tu doctor trabaje adecuadamente y cumpla la ley. Exige tu receta.
©