Header Ads

Crítica de cine: Hear me

Título: Hear me (Escúchame)

Director: Fen-fen Chen

Año: 2009

País: Taiwán

Minutos: 109

Lenguaje: Mandarín

Género: Comedia romántica

Reparto: Chen Yi Han, Chen Yan Xi, Peng Yu Yan, Lin Mei Xi y Luo Bei An.


Sinopsis
Yang-yang (Chen Yi Han) es una muchacha optimista, trabajadora y dulce cuyo sueño en la vida es que su hermana mayor Xiao Peng (Chen Yan Xi) cumpla el suyo y se convierta en medalla de oro de natación. Tian Kuo (Peng Yu Yan) no ha podido evitar enamorarse de Yang-yang y, con una gran destreza en el lenguaje de signos, empieza a relacionarse con ella. Sin embargo, no será fácil para ellos mantener una relación, puesto que Yang-yang se siente culpable y no quiere abandonar a su hermana.
Opinión Personal
«Hear me» es una película tierna. Gran parte de los diálogos en ella son en lenguaje de signos, donde la expresión de los personajes cobra mayor importancia. Me gustaría decir muchas cosas sobre la cinta, no obstante, siento que cualquier cuestión que exprese aquí sería un spoiler. Si te gustan las comedias románticas, te encantará. Tiene sus momentos divertidos, otros tristes y algunos sorprendentes. Es fantástica la naturalidad y sencillez con la que abordan la sordera y todo en ella es así: sencillo y natural.

Los actores son bastante conocidos y su interpretación es genial. Quizás no te lo parezca si no estás familiarizado con el cine oriental, pero no hay que perder de vista que es una comedia romántica y, a mi parecer, encajan perfectamente con el guión. Sobre todo porque deben expresarse corporalmente en los momentos más tensos.

La fotografía es, como toda la película, sencilla y natural. También los vestuarios y escenarios. Te sitúa en lugares comunes en situaciones corrientes. Asumes cada fotograma con normalidad, como si fueras testigo de una escena en la calle. La diferencia es sólo cultural y que el protagonismo lo tiene el silencio junto al lenguaje de signos.

Es una cinta de pequeños detalles, de dilemas humanos con los que todos podríamos sentirnos identificados, de superación y valor... 

Por cierto, los monólogos de Tian Kuo no tienen desperdicio, tampoco sus curiosas ocurrencias. Supongo que es lo que tiene estar loco de amor... 
Trailer

Nota
 8 / 10
©