Header Ads

Consideraciones al 'Internet de las Cosas': Juguetes sexuales

We-Connect, aplicación que permite controlar juguetes sexuales a distancia. ©Itunes
Cada vez más dispositivos están conectados a Internet. Estos tienen grandes ventajas frente a los tradicionales, también ciertos riesgos. Los juguetes sexuales ofrecen estas posibilidades. Sin embargo, ya se cuestionan los peligros para la privacidad que pueden tener como demuestra una demanda presentada en Estados Unidos.

Un demandante anónimo reclama que las empresas recogen información de estos aparatos inteligentes. En concreto, se refiere a We-Vibe. Un vibrador que permite controlar sus funcionalidades (ritmo, intensidad, etc.) de forma remota a través de una aplicación para Google Play y Apple Store, llamada We-Connect. Reclama que la empresa colecta datos como el tiempo de uso
, temperatura, preferencias de uso, etc. sin que el usuario tenga conocimiento de ello. 
“Plaintiff would never have purchased a We-Vibe had she known that in order to use its full functionality, Defendant would monitor, collect, and transmit her Usage Information.” "La demandante nunca hubiera adquirido un We-Vibe si hubiese tenido conocimiento de que para usar todas las funcionalidades, el demandado monitorizaría, recogería y transmitiría información de su uso", dice la demanda. (traducción propia)
La empresa, Standard Innovations Corporation, por su parte, ha respondido publicamente a través del blog de su producto:
"We are updating the We-Connect™ app later this month, and the update will include new in-app communication regarding our privacy and data practices and a new feature for consumers to control how their data may be used." "Estamos actualizando la app We-Connect para mejorar la privacidad y los datos de los usuarios e incluir una mejora para que los clientes controlen como sus datos serán usados" (traducción propia)

Los juguetes sexuales pueden ser hackeados


En una conferencia llamada Breaking the Internet of Vibrating Things: What We Learned Reverse Engineering Bluetooth- and Internet-Enabled Adult Toys impartida por dos expertos en seguridad conocidos como followr y g0ldfisk en la DEF Con Hacking de Las Vegas se analizaba el We-Vibe4.
“El ‘Internet de las cosas’ está lleno de vulnerabilidades, ¿esperaban que el ‘Internet de las cosas que vibran fuera diferente?”, sentenciaron en la charla.
Pusieron en evidencia los datos que la aplicación para móvil recoge y envía a la empresa Standard Innovations Corporation (fabricantes) sin que quienes los usan sean advertidos de ello. Además, recalcan que como todo aparato conectado a Internet pueden ser hackeados, así como la posibilidad de ser manejados sin el consentimiento del usuario. 
“Muchas personas han mencionado que no es una problemática seria,” comentó al respecto ‘Follower’ en su exposición. “Pero regresamos al hecho de que estamos hablando de personas, una activación no consensuada de un vibrador es un ataque sexual potencial.”
©