Header Ads

Edusex: sexualidad y afectividad

Por Luz Alcolea | Ciudad Real

Buenas tardes tengan ustedes, estamos aquí para comentar hoy algo acerca de la sexualidad.
Este año, gracias a una gran profesora y compañeras, he tenido la oportunidad de estudiar y poder realizar un programa acerca de la sexualidad y afectividad en chicos y chicas de 10 a 13 años. Me he dado cuenta de que existen muchos programas para que hayan relaciones sin peligros de transmisión de ETS y de embarazos no deseados, pero me ha sorprendido lo poco que se habla de tener unas habilidades de comunicación para esto.

Antes, al menos yo he notado cierto avance, hablar de sexo era algo totalmente tabú, es más, te miraban raro y te consideraban impura, indecorosa, etc. por todo lo alto (y lo pongo en femenino porque sobre todo a las mujeres se les ha tenido muy en la mentalidad de no tener nada con un chico hasta el matrimonio). Bueno, actualmente, como he dicho, este tabú no es tan notable y se nos deja hablar un poco de ello, aunque muchos padres hablan con vergüenza o reparo de este tema.


¿Realmente es bueno dicho tabú? Pues realmente no lo es, hablar de forma relajada y correcta de este tema con nuestros hijos es más saludable, ya que los niños aprenden que es algo normal, de lo que no hay que avergonzarse. Tener este tipo de conversación natural no significa contarlo todo con lujo de detalles, simplemente desmitificar algunos conceptos y ayudar a que entiendan mejor el cambio que pueden estar pasando. Esto es un gran paso para que no sólo tengan comportamientos más saludables sino para que se lleguen a valorar y puedan tener mejor calidad en sus relaciones.

De la misma forma, hablo de afectividad, y dentro de esto las habilidades de comunicación con una pareja pueden ser fundamentales. Enseñar que querer también es respetar es algo muy importante, porque tanto si un chico como una chica no se siente preparado/a para dar un paso más, o no están seguros o cambian de opinión, debe ser respetado.

Con toda esta enseñanza no sólo se previene la transmisión de ETS o embarazos no deseados, también enseñamos a prevenir abusos sexuales (que pueden darse dentro de una pareja, no sólo fuera), se fomenta una mejor comunicación y confianza. Y lo más importante, aprendemos de todos, porque la sexualidad es una de las cosas que nos unen a todos de una u otra forma.

Espero que os haya gustado esta entrada y que os animéis a comentar lo que queráis.
©