Header Ads

Uso correcto de las comillas


¡Hola! Crimengrafía tratará a lo largo de esta entrada una norma que yo desconocía hasta hace un tiempo relativamente reciente: el uso correcto de las comillas.

Las comillas (« », “ ”, ‘ ’, " ", „ “) son signos tipográficos que se emplean con la intención de marcar niveles distintos en una oración. Entre sus funciones están:

•Citar textualmente algo con extensión inferior a cuatro líneas o reglones.
•Señalar palabras usadas en un sentido distinto al que se acostumbra para indicar que es intencionado. •Indicar el empleo irónico de la palabra.
•Reemplazar la letra cursiva en un título e indicar el nombre de una obra artística: Crítica a «Homeland».
•Presentar el significado de una palabra o expresión. En este caso se utilizan exclusivamente las comillas simples: «laborioso» significa ‘que realiza con perseverancia y esmero su trabajo’.
•Reflejar los pensamientos de un personaje en textos narrativos.
•Presentar extranjerismos, siempre y cuando no sea posible emplear la letra cursiva.

El correcto uso de las comillas varía dependiendo del idioma. Cuando escribimos en español tenemos que saber que las comillas preferentes son las angulares (« »). En caso de que fuera necesario entrecomillar partes de un texto ya entrecomillado debe seguirse el orden «...“...‘...’...”...». En nuestro idioma, tampoco se deja espacio entre las comillas y el texto. Y el punto siempre irá tras la comilla de cierre.

Se dice que las comillas que deben elegirse para marcar palabras que, de poderse emplear, llevarían cursiva son las comillas simples (‘ ’).

Hasta aquí el crimen ortográfico de hoy. ¡Hasta la próxima!

Lidia Beatriz.
©