Header Ads

Música En El Cine, Especial Disney, II

Disney siempre ha sido icono de grandes éxitos, y de grandes fracasos ya que todo lo que suele hacer la compañía es a lo grande. Tenemos material para hacer varios especiales sobre la compañía y aun quedarían muchas BSO por recordar, pero sigamos con las más infantiles de la productora. Hagamos un repaso por aquellas que nos han hecho disfrutar. 

LA SIRENITA

¿Quién no ha visto La Sirenita? Es un clásico de las películas de dibujos. Todos hemos disfrutado de la aventura de vivir bajo el mar y la banda sonora es algo que recordaremos por años. Siempre es una gran opción para las nuevas generaciones y que disfruten más allá de los superhéroes y mil películas iguales que podemos ver hoy día. 
BUSCANDO A NEMO


Buscando a Nemo es otro de los clásicos de la compañía pese a ser de animación, Nemo y Dory hacen la pareja perfecta en una película que siempre quedará para el recuerdo por todas las lecciones que nos ofreció. Disney es clave en estos mensajes y nos lo ha hecho saber en multitud de ocasiones. La BSO de Nemo es clave para disfrutar y alegrarnos el día, o incluso la semana. 
EL LIBRO DE LA SELVA

Clásico de 1967 en el que Disney dio un paso más y volvió a enamorar a su legión de fans. Padres e hijos disfrutaron de la historia del niño cuidado en la selva llamado Mowgli. No deja de ser curioso como pasan las décadas y jamás se pierden este tipo de maravillas, al igual que su música, que nos da esa alegría para seguir o, simplemente, la recordamos en malos momentos. ¿Quién no ha querido ser Mowgli en algún momento de la vida?
TOY STORY

Seis años tenía cuando vi la primera parte de Toy Story, y ahora tengo dos décadas más y sigo disfrutando como un niño pequeño de las aventuras de Woody y Buzz. Todos tenemos un amigo, y está dentro de nosotros. Clases magistrales de amistad que nos ha regalado Pixar, antes de fichar por ser absorbida por Disney. Me permito esta licencia ya que estas películas ya forman parte del elenco de la multinacional fundada por Walt Disney. ¿Quién no ha querido volar hasta el infinito y más allá?

Jesús V.
©