Header Ads

Menos personas tienen un ereader

©James Tarbottom

Los ereaders se popularizaron como una alternativa a la lectura tradicional. Los nuevos aparatos permiten leer en cualquier momento y lugar y llevar encima cientos de libros sin que la espalda se resienta. Desde el principio han tenido seguidores y detractores pero ahora el número de sus propietarios parece descender. 

La encuesta realizada por Pew Research sobre las personas que poseen un lector electrónico han variado desde un treinta y dos por ciento a principios de 2014 a un diecinueve por ciento en su última encuesta en Estados Unidos. 

La explicación que los propios realizadores del sondeo ofrecen es que el número de otro tipo de dispositivos en los que se puede leer ha aumentado considerablemente. El sesenta y ocho por ciento de ellos tiene un móvil inteligente y el cuarenta y cinco por ciento una tableta.

En estos dispositivos la lectura no es tan cómoda para la vista como los que están diseñados exclusivamente para ello. En las tiendas de aplicaciones de estos dispositivos no falta la venta de libros electrónicos. 

Si aún no sabes lo que son los ereaders aquí te explicaban lo que eran cuando aún estaban empezando a ser conocidos:


No hay comentarios

©