Header Ads

Cine: Crítica de 8 Apellidos Catalanes


Título: Ocho Apellidos Catalanes

Director: Emilio Martínez Lázaro

Año: 2015 

País: España

Minutos: 99

Presupuesto: 5.000.000 €

Recaudación: 36.000.000 €

Reparto: Clara Lago Dani Rovira Carmen Machi Karra Elejalde Belén Cuesta Berto Romero Rosa María Sardà Alberto López Alfonso Sánchez 

* SINOPSIS *
En esta ocasión, de País Vasco y Andalucía saltamos a Cataluña, donde se ha ido Amaia (Clara Lago) por amor. Cuando se entera su padre, Koldo (Elejalde), sale corriendo a buscar a Rafa (Dani Rovira) para pedirle un amuleto familiar que necesita para su nuevo yerno. Pero, Rafa decidirá acompañarle para intentar impedir la boda de su amada vasca y "rescatarla" de las garras de un catalán (Berto Romero). Allí les esperan Pau, su abuela Roser (Rosa Maria Sardà) y Judit (Belén Cuesta), la wedding planner, que nos ofrecerán un nuevo choque cultural

* OPINIÓN PERSONAL *  
A pesar de los clichés que la película debe usar para tener algo de coherencia con su predecesora, he decir que no me ha defraudado para nada 8 Apellidos Catalanes. Será que iba con muy bajas expectativas o que no es que adapté al nivel de la primera parte. La cuestión es que hubo momentos hasta en los que me reí, pero la parte negativa es que siempre fue con la misma dupla de actores y por desgracia no eran los principales. Dani Rovira fuerza demasiado un acento que no le sale y que, para los que somos andaluces puede que nos resulte penoso. 

Karra Errejalde es otro de los puntos fuertes de la película ya que su personalidad sale a la luz en esta segunda parte en la que podemos ahondar más en él y no pasar de largo. Un auténtico descubrimiento. A pesar de todo, Rovira y Lago pasan de largo en una película en la que el verdadero protagonista es el novio, Berto Romero. La brutal actuación de Berto hace olvidar las grandes deficencias de la producción y de un guión cogido con pinzas. Sobresale por delante de todos y la única que puede acercarse de cerca es Rosa María Sardá. El resto es simplemente exagerar algo que funcionó muy bien. 

8 Apellidos Catalanes también tiene un lado positivo y es que, además de lo mencionado con Berto Romero y Rosa María Sardá, la localización y la fotografía son muy buenas y podemos disfrutar de varios enclaves que son dignos de guardar y de ver en alguna escapada a Catalunya. Belén Cuesta es otra de las grandes sorpresas y que devora la pantalla en detrimento de una Carmen Machi perdida y de unos compadres que se repiten más que el arroz. Grandes, y pocas, pinceladas a un cuadro que fue pintado para mentes simples. 
*TRAILER*

*BSO*

 Y ahora os pondré la nota que, bajo mi punto de vista, merece esta película.

4/10

Un saludo para todos.
©