Header Ads

¡Feliz Día Comercial!

San Valentín, hace poco me acordé de este artículo en la web de la directora, y es una pena en lo que ha degenerado la festividad. Hoy celebramos el día del amor y por ende tiene que venir acompañado de algún regalo, porque como dicta la sociedad hay que demostrarse el amor que sentimos por nuestra pareja. Si no lo haces, la sociedad te juzga y te tilda de poco romántico, soso y mil cosas más. Yo me pregunto, ¿por qué he de demostrar mi amor con algo monetario, y sobre todo, hoy? El día tiene otros grandes 364 días para hacer un regalo, un viaje inesperado o una rosa al despertarse. San Valentín nos vuelve tontos, y eso nos hace consumir vilmente para acallar conciencias, y no precisamente las nuestras. 

14 de Febrero, el día comercial por excelencia. Comercios suben precios y te preparan packs para "no quedar mal con tu pareja" y así podamos hacerle feliz. "Una rosa para ella y una colonia para él" ¿Por qué no al revés? Ya que nos tiramos al mar a regalarle algo, ¿por qué no ser diferentes y no los estereotipos de siempre? Parejas enamoradas saldrán a la calle a disfrutar del día para acabar con el regalo de rigor, y lo subirán a las redes sociales para que veas que su pareja se ha acordado del día, pero ¿lo hace el resto del año? 

Seré raro, seré soso o diferente, pero es que veo innecesario y ridículo hacerlo hoy porque así lo digan los grandes almacenes que se han empeñado en desvirtuar una gran tradición que desde antaño se celebraba. Hoy día se vende de todo, todo a un alto precio. Entiendo que tengan que sacar rendimiento pero a costa de una sociedad débil y adicta a las compras. Seguid consumiendo, seguid comprando solo un día al año, seguramente vuestras conciencias seguirán durmiendo un día más, yo prefiero amar de forma de diferente y no a base de poder monetario. 

Tíldame de lo que quieras, el amor no se compra por muy San Valentín que sea, el amor de verdad es todo el año, porque todos los días son días festivos porque estás al lado de la persona más maravillosa del mundo, y eso no se paga con dinero. 
©