Header Ads

Tapones a medida, que la otitis no te frene

La otitis es la inflamación del oído. Casi siempre es debida a una infección que supone un fuerte dolor, supuración, trastornos en la audición e incluso fiebre. Suelen ser de tipo agudo, sobre todo en verano, cuando los baños en las piscinas son más comunes, e invierno, asociada a procesos catarrales. En ocasiones, el oído sufre infecciones de repetición que vienen y van, en ese caso estamos ante la denominada otitis crónica.

Las personas que acostumbran a nadar habitualmente tienden a sufrir esta enfermedad, también aquellos individuos (como yo) que han nacido con un defecto innato en la ventilación del oído. Por ello, deben adoptar diariamente las medidas que cualquier otro sólo es necesario que respete mientras está siendo tratado de la infección.
Causas

•Humo del tabaco.
•Producción de moco en alergias y resfriados.
•Entrada de agua constante.
Cuidados
•No mojar el oído.
•Proteger del frío y la humedad (usar orejeras, por ejemplo).
•Acudir al médico para revisión y que estipule un tratamiento con antibióticos.
•Tomar antihistamínicos en caso de alergia (siempre con control médico).

Para evitar la otitis es bueno utilizar tapones aptos para el baño. Los de venta en oficinas de farmacia están bien para un uso puntual y en personas sanas. Sin embargo, si eres nadador o tienes un problema crónico, lo mejor es recurrir a tapones a medida de calidad, elaborados en centros especializados como GAES. De esta manera, el oído queda completamente bloqueado y no es posible la entrada de agua, manteniéndolo seco y saludable (aunque sólo vayas a ducharte). Para realizar natación, algo contraindicado en pacientes crónicos, puedes encontrar tu salvoconducto en la combinación de un tapón a medida con una cinta de neopreno que lo cubra y ajuste a la perfección. Es un recurso seguro indicado en casos extremos como perforación timpánica y otitis crónica, sobra decir que para nadadores y bañistas habituales está altamente recomendado.

Recuerda consultar siempre a tu otorrinolaringólogo. Para más información puedes visitar la página de GAES y sus consejos para disfrutar bajo el agua, incluso visitar uno de sus centros y recibir los consejos de primera mano.

Lidia Beatriz.
©