Header Ads

Navidad en Bruselas

Bruselas es una ciudad perfecta para pasar la navidad, sus calles se animan con motivo de estas fechas especiales y aunque hay que abrigarse un poco más de lo normal se pueden pasar unos días estupendos.



Lo primero que se puede hacer es recorrer el centro de Bruselas en especial la Grand Place. Por Navidad, todos los locales, restaurantes y tiendas están decoradas con luces y árboles de navidad pues la capital de Bélgica invita a ser participe en este tipo de celebraciones. 

Tras recorrer la plaza se debe visitar el resto del casco antiguo de la ciudad en busca de una estación de metro que nos acerque a el Atomium. Como toda la ciudad está decorado por navidad y se pueden sacar unas preciosas fotografías 

Como anochece muy pronto hay que aprovechar al máximo las horas de luz y ya después disfrutar del chocolate o la cerveza (según nuestras preferencias), dos de los productos típicos de Bruselas. 

Es entonces el momento perfecto para acercarte a la estación Ste. Catherine. Cerca hay uno de los mercados navideños más entretenidos de la ciudad. 

Allí te encontrarás muchísima gente comprando regalos y adornos para el árbol, pero también hay casetas para poder tomar un vino caliente. Al final del mercadillo hay espectacular tiovivo y en el centro de la plaza una gran pista de patinaje sobre hielo. El precio es de 10 euros y el tiempo es ilimitado. En a la otra parte del mercado está la gran noria de navidad donde podrás ver todo Bruselas desde las alturas. 


Después de una buena cena puedes ver iluminado el gran árbol que hay en la Gran Place, cada día hay un espectáculo de luz y sonido en la fachada del Ayuntamiento, que sin duda merece la pena pasar un poco frío por verlo. Cada año es diferente por lo que aunque no sea la primera vez que lo visitas, te va a sorprender. 

Justo al lado del árbol, hay un gran Belén de navidad. Un pesebre con todos los detalles. Es a tamaño real y por la noche está iluminado también. 

Otro de los atractivos de la Navidad bruselense es el Balkan Traffik, un festival multicultural de música folclórica, en la cuál es protagonista un país diferente cada año. Los conciertos son gratuitos y tienen lugar en una carpa situada frente a la Iglesia de Santa Catalina. Es espectacular la iluminación de las calles especialmente la iglesia de Saint-Nicolas, la Place du Vieux Marché aux Grains, el barrio Dansaert, los cables fluorescentes de la rue Devaux…, y también son dignas de ver son las Galeries Saint-Hubert.

Curiosidades de la Navidad en Bruselas



Algo curioso es que aquí no se celebran los reyes magos, está la tradición de Sinterklaas y Pedrito el Negrito que se celebra la noche del 5 al 6 de diciembre y deja regalos a los niños que se han portado bien. La tradición dice que Sinterklaas y Pedrito el Negrito (su ayudante) vienen desde España a traerles juguetes a los niños buenos. 

El desayuno típico del día de Navidad es el Cougnou, una especie de bollo que se puede encontrar en diferentes puestos en la calle.

No hay comentarios

©