Header Ads

El esquema métrico de un villancico

¡Hola!

Dadas las fechas que son, me pareció divertido compartir con vosotros un ejercicio que puede ser divertido: analizar el esquema métrico de una poesía, que vamos a sustituir por un villancico.

Antes de comenzar, vamos con una breve introducción teórica sobre todo lo que necesitáis saber. Estos pasos pueden seguirse no sólo para la poesía en sí, sino también para canciones o incluso conversaciones normales si os interesa.

Los poemas están divididos en versos. Cada verso está compuesto por una serie de palabras con sus respectivas sílabas. Lo primero que debemos hacer es contar las sílabas de cada verso, teniendo en cuenta que cada vez que una palabra acabe en vocal y la siguiente empiece también con una, debemos contar ambas sílabas como una sola. Esto es lo que se conoce como sinalefa. Además, debemos llevar cuidado con los diptongos, triptongos e hiatos.
Si la última palabra del verso es aguda, se le sumará una sílaba. Si es llana, se deja con el número natural de sílabas y, si es esdrújula, se le resta una sílaba.
Si el verso tiene ocho sílabas o menos, entonces se trata de un verso de arte menor.
Si, por el contrario, tiene más de ocho sílabas, será de arte mayor.

¿Y esto para qué sirve? Al lado del número de sílabas debemos indicar la rima del verso, con una letra (a, b, c..). Si el verso es de arte menor la letra irá en minúscula y si es de arte mayor, en mayúscula.
Los versos con la misma rima, ya sea asonante (solo coinciden las vocales) o consonante (coinciden vocales y consonantes) se indicarán con la misma letra.
Una vez que conocemos esto, estamos listos para comenzar.

Pero mira como beben    8a
los peces en el río,          7b
pero mira como beben    8a
por ver al Dios nacido.   7b
Beben y beben y vuelven a beber,  12A
los peces en el río           7b
por ver a Dios nacer.      7a
  
La Virgen se está peinando   8c
 entre cortina y cortina,         8d
 sus cabellos son de oro,       8c
 el peine de plata fina.           8d

Pues esto es todo por hoy. Espero que hayáis cantado ya muchos villancicos y que sigáis disfrutando de ellos.
Nos leemos pronto.
¡Felices Fiestas!

María Férez
©