Header Ads

Cayendo en el terror



Con los recientes ataques de la fuerza terrorista ISIS (o Estado Islámico como se autodenominaron) todos los países occidentales se han puesto de acuerdo en una única causa: luchar contra el terrorismo. Una especie de "coalición internacional" que es positiva, no vamos a negar que aliarse contra lo que se presenta como un enemigo común es algo bueno. 

Tras los ataques de París todos nos hemos preocupado por nuestra seguridad, el motivo no es que ahora estemos más concienciados que antes, el motivo es que fue en París. Y como ha sido en París y ha dejado muchos muertos, nos ponemos las pilas en la lucha contra el terrorismo, con más fuerza que nunca. Al margen de todo esto, nuestros políticos aprovechan la situación para meternos miedo pues ha sido muy cerquita y un atentado de gran magnitud. 

Nos meten miedo, pero no solo al ISIS, también a los musulmanes. ¿Qué tendrá que ver? Eso me pregunto yo. Sí, ISIS es un grupo yihadista, seguidores de una religión que es el Islam pero no todos los musulmanes son terroristas. Da igual, porque lo importante no es especificar y diferenciar, mejor es generalizar. 

Hace unos días comenzaron a salir en las noticias las voces de los musulmanes españoles, o de otros países. Se lamentan de lo ocurrido y mantienen que quiénes realizan estos actos no son como ellos, que jamás su dios les dijo que debían matar. Los yihadistas han matado hasta a los propios musulmanes, no es una cuestión de religión. 

No obstante, hay quienes piensan que es recomendable para la seguridad del país prohibir la entrada a todos aquellos seguidores del Islam, y como nos han infundido temor muchos terminaran aceptándolo y alabando su propuesta. "¡Nuestro salvador!" pensarán. O tal vez no. En EE.UU. están de campaña de cara a unas próximas elecciones, y quien tiene 20 puntos más que los otros candidatos es un señor que defiende esta postura. 

Entiendo que se deba extremar en seguridad, nos han amenazado ya varias veces, pero lo que no entiendo es esta ansia por establecer el mismo patrón para toda una comunidad: todos son potenciales terroristas. Si seguimos esta regla de tres, todos los hombres son potenciales asesinos, todos los que tengan amigos musulmanes son propensos a convertirse en terroristas, y al final por unas o por otras todos somos peligrosos. Como se diría por ahí, "menos rollos" y más inteligencia. Seguridad, sí, pero no exageremos prohibiendo absolutamente la entrada a todos y cerrándonos completamente, teniéndoles terror. Lo que quiere ISIS es terror. Seamos listos, mejoremos nuestros análisis y controles, es lo que se necesita, no cerrar totalmente la frontera a un solo sector. De esta manera, ¿qué lograremos? Que aquellos musulmanes que no son extremistas, se radicalicen cogiendo tirria a los que les tachan de lo que no son. Que se alíen con el ISIS.

Aliémonos y luchemos contra el terrorismo, pero no nos dejemos caer en su juego. Pensemos, analicemos, mejoremos nuestros servicios de inteligencia y seguridad. 

No tengamos miedo.
©