Header Ads

La OMS declara cancerígena la carne procesada

La sociedad se alarma, una vez más, por una noticia mal dada. La OMS, basándose en diversos estudios, ha relacionado el consumo de carne procesada con casos de cáncer de tipo colorrectal. Hay que recalcar el concepto «dosis», grado y tipo de procesamiento. Esto es, el riesgo a padecer colorrectal aumenta con la cantidad de carne procesada consumida, pero son necesarios otros hábitos poco saludables y la predisposición genética del individuo para que este riesgo sea elevado. Quiero decir con esto que el riesgo de sufrir cáncer colorrectal sólo por consumo de carne procesada es bajo, aunque no descartable.
¿Qué es la carne procesada? 
Cualquier producto alimenticio, en este caso cárnico, tratado o modificado mediante algún proceso físico o químico con el fin de mejorar su conservación o sus características organolépticas. Esto incluye el ahumado, el curado y otros procesos más agresivos. Y a mayor agresividad del proceso, más poder cancerígeno. También es importante tener en cuenta el tipo de producto tratado y sus propias características de origen.


Por comerte unas lonchas de jamón serrano recién cortado de la pata que has comprado en el supermercado, no vas a padecer cáncer. Si comes salchichas muy de tarde en tarde, no sufrirás cáncer. El secreto de una vida saludable no es dejar de consumir un producto de manera radical. Para llevar una vida sana hay que respetar la pirámide alimenticia, hacer un poco de ejercicio y no abusar de ningún producto ya sea cárnico o vegetal.

Recuerda siempre que en la dosis está el veneno. La solución para erradicar la rabia no es matar a todos los perros del planeta.

Lidia Beatriz.

©