Header Ads

Karuta competitivo: mucho más que un juego

El Karuta es un juego oficial de cartas japonés que combina la poesía tradicional japonesa con la agilidad física y mental. Pero no es un simple pasatiempo, en Japón hay una auténtica e importante liga de karuta. Los mejores jugadores se enfrentan cada año para subir de categoría y para ser nombrados Maestro (meijin) y Reina (queen), es decir, los mejores de todo Japón. Un jugador de karuta debe ser rápido, tener buena memoria y gran capacidad de concentración, disponer de buena resistencia física y mental y, sobre todo, amar el tanka. 

A continuación voy a hacerte una introducción a este intenso deporte que es mucho más de lo que yo pueda describir.
Mazos
La palabra karuta es una deformación fonética de la palabra carta. La baraja consta de cien naipes, cada uno con un tanka escrito. Tal y como expliqué en esta entrada, un tanka es un poema de cinco versos con 5-7-5-7-7 sílabas respectivamente, surgió en Japón en el siglo VIII como intercambio de mensajes entre amantes. Los poemas elegidos para el juego son los recogidos en la antología japonesa Cien poemas, Cien autores.

Existen dos tipos de mazo, las cien cartas de juego (torifuda) y las cien cartas de lectura (yorifuda). Las primeras sólo contienen los dos últimos versos del tanka, las segundas tienen impreso el poema completo y una imagen del autor. Esto significa que deben conocerse los cien poemas al completo y saber a cuál corresponden los versos.
Juego
El karuta es un juego de uno contra uno, pero existen competiciones por equipos (gana el equipo con mayoría de jugadores vencedores). También hay un recitador y un juez que controla los movimientos. Se escogen al azar 50 cartas de las cien y a cada jugador le corresponden 25. Los naipes deben ser colocados sobre el tatami, siguiendo la estrategia que se desee, frente a sí mismo. Una vez cada uno ha colocado las suyas, se les asignan quince minutos para memorizar todas las cartas y su posición.

El juego comienza con la lectura de un poema introductorio que no pertenece a los cien tanka. De esa manera, los jugadores conocerán el tono y ritmo de lectura del recitador. Esta persona leerá los cien poemas de manera aleatoria, aquellos que no se encuentran en juego se conocen como cartas fantasmas.

El objetivo es descartarse primero. Para ello hay que estar atentos al poema que es leído y tomarlo en primer lugar. Se pueden quitar tanto los propios naipes como los del contrincante. Si tocas una carta de tu lado correctamente, se descarta. Si tocas una carta del lado contrario, enviarás una carta propia al oponente, cualquiera que elijas. Si tocas una carta incorrecta, se considera falta y recibirás un naipe del otro jugador. ¡Ojo! No cuenta como falta tocar otras cartas, si entre ellas está la correcta. Asimismo, si tocas una carta incorrecta en el lado del oponente y éste toca la correcta en tu lado, recibirás dos naipes. También se reciben dos cartas, cuando se recitó una carta fantasma y tocaste un naipe incorrectamente.

Vestimenta
En los entrenamientos y competiciones puede acudirse con ropa deportiva cómoda. Es recomendable que no sea muy calurosa y que permita moverse con facilidad. Los torneos duran horas, son enfrentamientos muy intensos en los que se consume mucha energía.

Sin embargo, para jugar a Karuta Competitvo a mayor nivel se exige que todos los participantes (jugadores, recitadores...) vayan vestidos con hakama, la ropa tradicional.
Categorías
Clase E: Principiantes.
Clase D: Intermedio.
Clase C: Primer Grado.
Clase B: Segundo/Tercer Grado.
Clase A: Cuarto Grado y Superior.

Para subir de categoría es necesario participar en torneos oficiales y quedar en el primer puesto, en algunos casos también siendo el segundo (para las categorías más bajas). Los torneos pueden tener restricción de edad y sexo o no tenerla.

Estas son unas someras pinceladas sobre el Karuta Competitivo. Espero que te haya gustado. A continuación, te dejo el torneo de Maestro y Queen, a él llegan las dos mejores jugadoras y los dos mejores jugadores de Japón. Viéndolo, seguramente aprenderás mejor cómo es realmente este deporte.

Lidia Beatriz.

©