Header Ads

Deque, ¿qué?


El dequeísmo consiste en usar la preposición de ante la conjunción que, cuando no corresponde.  Es un error muy común, sobre todo en la expresión oral. En el lado contrario se sitúa el queísmo, es decir, la supresión de la preposición de o en, cuando si debiera emplearse. Veamos unas oraciones de ejemplo:

Piensa de que no está bien. 
Piensa que no está bien. 
Hay que analizar el verbo. No piensas de algo, sino algo o en algo.

Recuerdo de que le gustaba el helado. 
Recuerdo que le gustaba el helado. 
Del mismo modo, no recuerdas de cosas, sino que recuerdas cosas.

Me acuerdo de que era alta. 
Me acuerdo que era alta. 
En este caso, nos acordamos de cosas.

Se fijó que no había luces en la casa. 
Se fijó en que no había luces en la casa. 
Siempre nos fijamos en cosas.

Un truco muy sencillo es convertir la oración que nos hace dudar en una interrogativa. De ese modo tenemos:

¿Qué piensa?
¿Qué recuerdo?
¿De qué me acuerdo?
¿En qué se fijó?

Espero que este somero análisis te haya sido útil para evitar tanto el dequeísmo como el queísmo. ¡Hasta pronto!

Lidia Beatriz.
©