Header Ads

Conoce la cistitis y evítala


La cistitis, mal conocida vulgarmente como infección de orina, es la inflamación de la vejiga. Dicha inflamación puede transcurrir con infección o no, siendo el primer caso el más frecuente. La infección suele ser causada por la bacteria Echerichia coli, considerándose no complicada. Puede afectar a cualquier persona, pero mayoritariamente se da en mujeres en edad fértil. Hay que tener en cuenta que hay personas más sensibles que otras a padecer cistitis y, comportándose todos de la misma manera, unos padecerán la inflamación con más facilidad que otros. Dicho esto, voy a ayudarte a reconocer una posible cistitis, el tratamiento y cómo evitarla.
Causas
En las mujeres sexualmente activas, la fricción durante el coito y el empuje de bacterias hacia la uretra.
Limpiarse de manera inadecuada tras defecar y orinar.
Debilidad del Sistema Inmune.
Uso prolongado de catéteres vesicales.
Síntomas
Malestar en la zona pélvica, sensación de presión
Ganas de orinar a menudo, persistentes.
Dolor y ardor al orinar.
Sangre en la orina.
Tratamiento
En el caso de tratarse de una cistitis debido a infección por E. coli, se necesita tomar antibióticos. El medicamento de elección es Monorul® 3g. Consiste en una dosis única, donde el principio activo es fosfomicina. Existen otras opciones de elección muy eficaces, dependerá del criterio médico.

Si quieres probar una alternativa natural, existen preparados con arándano rojo americano. Para tratar la cistitis debe tomarse Cistitus Forte®, dos comprimidos al día durante cinco días. De no haber mejoría, debe acudirse al médico.

Puede que la infección se deba a otra bacteria, entonces deberá emplearse el antimicrobiano más apropiado de acuerdo a su sensibilidad.

Si la cistitis cursara sin infección, debe estudiarse su origen y subsanarlo.
Prevención
Evita llevar el bañador o ropa interior mojados.
No aguantes las ganas de orinar por mucho tiempo.
Bebe bastante agua.
Tras las relaciones sexuales, toma una ducha.
Limpia la zona hacia atrás-tras defecar u orinar-, dirigiéndote hacia la espalda y no hacia el abdomen.
Consume zumos de arándano rojo americano y, si eres tendente a sufrir cistitis, puedes tomar Cistitus®: dos comprimidos al día durante meses.

Lidia Beatriz.

©