Header Ads

Vacunas Innecesarias

En la sección de Botica 2.0, prometí hacer nuevas entradas sobre vacunas. Pero no imaginaba que sería tan pronto ni en la sección de opinión. Si en aquella ocasión defendía las vacunas, cosa que sigo haciendo, hoy quiero hablar de lo que considero un derroche en nuestra Sanidad.

Alfonso Alonso, ministro de Sanidad, anunció hace varios días que la vacuna contra la varicela volverá al calendario vacunal. Argumenta que muchos padres así lo piden y que los pediatras también. Lanzó un discurso santificador, relatando que las familias más pudientes salían al extranjero en busca de la vacuna y que era injusto para las más desfavorecidas económicamente. Que por estas últimas lo  hacía. El problema real es que Ana Mato, exministra de Sanidad, limitó la venta en España de esta vacuna y, muchos padres interesados, no podían adquirirla en las oficinas de Farmacia. La comunidad científica protestó en consecuencia, con razón. Una cosa es no vacunar por norma y otra bien distinta negarle ese derecho a las familias que, con su dinero, pueden hacer cuanto les plazca.

En fin. Del mismo modo que hablé de las graves enfermedades, afecciones mortales, que nos evitan las vacunas, hoy quiero deciros que la varicela no es una de ellas. Nuestro calendario vacunal actual-el que no ha sido actualizado-sólo aplica esta vacuna a los chavales de doce años que no la sufrieron en su infancia. Puesto que en la edad adulta sí que es una enfermedad complicada de pasar. De esa manera estarán inmunizados y no la sufrirán.

Seguro que tú has pasado la varicela. Muy probablemente no recuerdes los síntomas que sufriste en primera persona, pero no van más allá de incómodos picores, todo el cuerpo con vesículas que forman una costra que se cae al secarse y pueden dejar alguna cicatriz, aunque en muchos casos no. No veo justificado, por tanto, incluir en el calendario esta vacuna. Creo que supone un gasto público absolutamente innecesario, un lujo.

Mientras tanto, los jubilados-tras trabajar duramente durante años-deben pagar un porcentaje de sus medicinas. Justo en la edad que más afecciones tienen. Otros tantos medicamentos dejarán de formar parte de la lista de la Seguridad Social, algunos enfermos deben pagar el transporte en ambulancia, etcétera.

Creerá el ministro que con su discurso de salvación, los españoles nos vamos a olvidar de todas esas personas que han perdido su derecho a atención hospitalaria, a aquellos enfermos de hepatitis C a los que se les niega el derecho a la vida, y no quiero seguir, no vaya a ser que nos denuncien por protestar. Lo que tiene que hacer el Ministerio de Sanidad es enmendar el error de Ana Mato, permitir la venta libre de la vacuna antivaricela y asunto arreglado.

Hay ciertas infecciones que es mejor pasarlas, de esa manera nos inmunizamos de forma natural y nos hacemos más fuertes. Del mismo modo que defiendo la vacunación, reconozco que algunas son innecesarias. Bien es cierto que tenemos derecho a vacunarnos y medicarnos de cuánto queramos, pero una gestión pública debe encargarse de lo realmente importante y la infección a edades tempranas de varicela-zóster no lo es tanto.
©