Header Ads

Un tesoro en Normandía: Mont Saint Michel



El Mont Saint Michel es uno de los lugares más visitados de Francia convirtiendose en la gran joya del turismo de la región de Normandía. Se trata de uno de esos lugares que tiene bien merecida su fama y cuando llegas a él descubres que es un sitio realmente único.


Un poco de historia


El Mont Saint Michel se llamó en tiempos de los celtas Mont Tombe y se cree que ya por entonces fue usado como lugar de culto. Según el mito, el Arcángel San Gabriel se apareció en el año 708 a Aubert, obispo de Avranches, y le encargó la construcción de un santuario en lo que a partir de ese momento sería el Mont Saint Michel. La leyenda dice también que aquel monte había estado rodeado por el bosque de Scissy hasta marzo del 709, año en que un tsunami lo habría destrozado todo a su paso y habría convertido el Mont Saint Michel en una isla. 



Con los siglos llegaría su fortificación y se convertiría en un símbolo de la resistencia francesa, pues fue asediada en vano por los ingleses durante la Guerra de los Cien Años. Sin embargo, con la Reforma Protestante, la abadía perdió relevancia y en 1791, en el contexto de la Revolución Francesa, terminó por convertirse en prisión. 

En 1874 fue declarado Monumento Histórico y sometida a un largo proceso de restauración. A principios del s.XX algunos monjes volvieron a instalarse en la abadía y en nuestros días aún hay unos pocos viviendo de forma permanente. Desde 1979 el Mont Saint Michel y su bahía forman parte del Patrimonio de la Humanidad.


Visita al Mont Saint Michel

Este pequeño monte está rodeado de agua del mar por un lado y tierra por otro, aunque ocasionalmente queda recubierto por la marea completamente y se transforma en una isla. El monte está coronado por la Abadía del Mont-Saint-Michel y a los pies de ésta se erige un pequeño poblado donde encontraremos 5 hoteles, casi una decena de bares o restaurantes, numerosas tiendas de souvenirs o artesanías y algún pequeño museo.


Para hacer una visita básica al Mont Saint Michel hay que tomarse un mínimo de 3 horas. El párking se encuentra a 2,5km y desde allí un autobús-lanzadera nos llevará hasta las cercanías de la muralla de forma gratuita. Tras contemplar desde la lejanía el monte y por supuesto tomar algunas fotografías, podremos optar por rodear la "isla" por su muralla o pasear por la única calle hasta las puertas de la abadía.


Centrándonos ya en la Abadía del Mont Saint Michel, lo primero que debemos hacer es pagar la entrada (9 euros), en mi opinión merece la pena; no sólo por como y donde está construida, sino por lo que veremos dentro y las vistas únicas que se ofrecen desde su terraza.

El recorrido se sigue fácilmente con el folleto en castellano que nos darán a la entrada, donde también encontraréis explicaciones de las diferentes estancias.


Calendario y horario de mareas en Mont Saint Michel

Las mareas es una parte importante de nuestra visita al Mont Saint Michel. Para poder disfrutar de este fenómeno es recomendable estar dos horas antes de la llegada de la marea. En la web oficial se pueden consultar los horarios, al igual que en la entrada a este lugar.


©